Rusia no invitó a líderes mundiales a asistir al desfile militar con motivo del 77 aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial, que se celebrará el próximo 9 de mayo, anunció hoy el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

"No invitamos a ningún líder mundial al Día de la Victoria. No es una fecha de aniversario. Es nuestra fiesta, es una fiesta sagrada para toda Rusia, para todos los rusos. No invitamos a los líderes internacionales", dijo Peskov ante la prensa.

El vocero precisó que tampoco fue invitado el presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko.

Peskov, además, negó la próxima visita a Moscú del líder palestino, Mahmud Abbas, recogió la agencia de noticias Sputnik.

Algunos medios informaron antes que Abbas planeaba acudir al evento.

El 9 de mayo Rusia celebra la victoria de la Unión Soviética en la Gran Guerra Patria con un tradicional desfile militar en la emblemática Plaza Roja de Moscú.

Los rusos denominan como la Gran Guerra Patria el periodo comprendido entre el 22 de junio de 1941 –el comienzo de la invasión alemana de la Unión Soviética– y la capitulación del régimen nazi el 9 de mayo de 1945.

Anoche hubo en la Plaza Roja un ensayo del desfile del que participaron más de 10.000 soldados y 131 equipos militares como parte de la columna motorizada.

Otro ejercicio nocturno tendrá lugar en la misma plaza el próximo 4 de mayo, y el 7 tendrá lugar el último ensayo general.

(Télam)