Taylor Dudley, un veterano de la marina de Estados Unidos que estaba preso en Rusia desde abril pasado, fue liberado hoy sin que mediase ningún intercambio de prisioneros, informó un vocero de la familia a la televisora CNN.

La liberación se logró después de meses de negociaciones encabezadas por el exgobernador del estado Nuevo México Bill Richardson.

El abogado de Dudley, Jonathan Franks, también confirmó en Twitter la noticia, junto a una foto del militar.

La Fundación Global Steve Menzies y la Embajada de los Estados Unidos también ayudaron a asegurar la liberación de Dudley, dijo Franks.

"Hoy temprano, las autoridades rusas liberaron al ciudadano estadounidense Taylor Dudley, un veterano de la Marina de 35 años, a través de la frontera polaca, a Bill Richardson, su equipo y un representante de la Embajada de los Estados Unidos en Varsovia", informó el centro en un comunicado divulgado por la agencia de noticias ANSA.

Según el mismo, el Centro Richardson "trabajó diligentemente y en silencio durante más de seis meses con la asistencia significativa de la Fundación Global Steve Menzies y de la Fundación James Foley".

"Los últimos nueve meses fueron difíciles para la familia y piden a los medios de comunicación que respeten su privacidad y les den el espacio para dar la bienvenida a Taylor a casa", agregó.

Dudley, de 35 años, de Lansing, Michigan, fue detenido por la policía de patrulla fronteriza rusa en abril de 2022 después de cruzar desde Polonia a Kaliningrado, un enclave ruso que es territorio gobernado por Moscú.

El exmarino se encontraba en Polonia asistiendo a un festival de música, y no está claro por qué cruzó la frontera.

El Centro Richardson para el Compromiso Global, una organización sin fines de lucro establecida para proporcionar apoyo político y logístico encabezó las negociaciones, dijo Franks, a la vez vocero de la familia.

Esa institución, que entre otras cosas se encarga de negociar liberación de rehenes, trabajó durante mucho tiempo para ayudar a otros estadounidenses detenidos en el extranjero.

La institución desempeñó un papel en asegurar la liberación de Trevor Reed, un ciudadano estadounidense y exinfante de marina que había sido detenido injustamente en Rusia, el verano pasado.

No se hizo ningún intercambio por parte de los Estados Unidos por Dudley, dijo Mickey Bergman, vicepresidente y presidente ejecutivo del centro.

Por otra parte, Estados Unidos insistió ayer en que mantendría su empeño por liberar al exmarino Paul Whelan, al cumplirse cuatro años de su arresto en Rusia, que lo condenó por espionaje, y tras concretar hace tres semanas un intercambio de prisioneros con el Kremlin del que no fue parte.

"Hoy se cumplen cuatro años desde que Paul Whelan ha sido injustamente detenido, lejos de su familia, sufriendo un calvario insondable; las autoridades rusas lo sometieron a un juicio secreto y lo sentenciaron a 16 años en una colonia penal rusa sobre la base de pruebas secretas; su detención sigue siendo inaceptable, y seguimos presionando para su liberación inmediata en cada oportunidad", dijo el secretario de Estado, Anthony Blinken, en un comunicado.

"Como el presidente (Joe Biden) dijo directamente a la familia Whelan, nuestros esfuerzos para asegurar la liberación de Paul no cesarán hasta que él regrese a casa con los suyos, donde pertenece", agregó el jefe de la diplomacia estadounidense.

La Casa Blanca ofreció intercambiar a la basquetbolista Brittney Griner y al exmarine por el mercenario Viktor Bout, que estaba bajo custodia de Estados Unidos.

Sin embargo, Whelan no entró en las negociaciones, dado que Moscú considera que tiene un estatus diferente por las acusaciones en su contra y el intercambio se concretó hace tres semanas entre los otros dos prisioneros.

Whelan, exsoldado de Estados Unidos, fue condenado por la Justicia de Rusia a 16 años de prisión por cargos de espionaje.

El hombre, quien además de ser estadounidense, también es ciudadano de Canadá, Irlanda y el Reino Unido, fue arrestado en diciembre de 2018, e insiste en su inocencia, alegando que fue a Rusia para la boda de un amigo. (Télam)