Rusia anunció hoy que distribuyó pasaportes rusos a más de 80.000 residentes de las cuatro provincias ucranianas que anexó a su territorio tras sendos referendos, incorporaciones que tienen escaso o nulo reconocimiento internacional.

"Desde que las cuatro regiones se incorporaron, y de acuerdo con la ley, más de 80.000 personas han recibido pasaportes como ciudadanos de la Federación Rusa", dijo el Ministerio del Interior ruso en un comunicado, informó la agencia de noticias AFP.

En septiembre, Rusia organizó referendos de incorporación en las provinciales orientales ucranianas de Donetsk y Lugansk y en las sureñas de Jerson y Zaporiyia, denunciados como "farsas" por Ucrania y sus aliados occidentales.

Estas anexiones, aprobadas por el Parlamento ruso entre fines de septiembre y principios de octubre y finalmente promulgadas por el presidente ruso, Vladimir Putin, el 5 de octubre, fueron condenadas por la comunidad internacional y casi no son reconocidas. 

Desde el anuncio de estas anexiones, las fuerzas rusas tuvieron que ceder terreno al Ejército ucraniano, retirándose entre otras zonas de la ciudad de Jerson, capital de la provincia del mismo nombre. 

Los referendos de anexión en estas cuatro provincias recuerdan lo ocurrido en 2014 en la península ucraniana de Crimea, anexada a Rusia después de que una abrumadora mayoría del 96.77% de sus pobladores así lo aprobaron en una consulta popular.

El referendo de Crimea también fue desconocido por la comunidad internacional.

(Télam)