Rusia anunció hoy que facilitará la obtención de un pasaporte de ese país a los habitantes de las regiones de Zaporiyia y Jerson, dos provincias del sur ucraniano que se encuentran bajo control ruso a partir de la guerra, lo que fue denunciado por Kiev como una "violación de soberanía".

El líder del Kremlin, Vladímir Putin, firmó un decreto que simplifica los trámites de obtención de la nacionalidad rusa para los residentes de ambas zonas conquistadas desde el inicio de la invasión hace tres meses.

El documento introduce cambios en el decreto anterior, del 29 de abril de 2019, que permitía solicitar la ciudadanía de Rusia de una manera "simplificada" a los habitantes de las provincias separatistas de mayoría rusoparlante de Donetsk y Lugansk, en la región del Donbass, en el este de Ucrania.

Por su parte, Ucrania estimó que el plan ruso de emitir pasaportes en territorio ucraniano sería "violación" de soberanía, según primeras declaraciones reflejadas en la prensa, informó la agencia de noticias AFP.

"El otorgamiento forzado de pasaportes a los ucranianos en Jerson y Zaporiyia es una nueva prueba del objetivo criminal de la guerra de Rusia contra Ucrania", declaró en un comunicado el ministerio ucraniano de Relaciones Exteriores.

La provincia ucraniana de Jerson está totalmente en manos rusas y Zaporiyia, parcialmente, tras la ofensiva de Rusia en Ucrania iniciada el 24 de febrero.

Las autoridades respaldas por el Kremlin de las dos provincias expresaron su deseo de unirse a Rusia.

El miembro de la administración militar civil de Zaporiyia, Vladimir Rogov, dijo que "la administración está ultimando las listas de los solicitantes e instruye al personal que organizará la entrega de los pasaportes rusos" en declaraciones a la agencia de noticias rusa Sputnik.

Rogov aseguró que el comienzo de la entrega de los primeros pasaportes es "cuestión de unos días", tras el decreto de Putin que, en su opinión, "acelerará la integración".

Por su parte, Jerson empezó a expedir pasaportes rusos en centros habilitados para este trámite, informó el vicejefe de la administración de esa provincia, Kiril Stremousov.

"Las administraciones militares-civiles han empezado a crear centros donde todos los deseosos puedan obtener la posibilidad de unirse a la familia grande de la Federación de Rusia. Es un trabajo al que se da prioridad. Tales centros ya se abren en el territorio de la provincia de Jerson", expresó.

Además, el funcionario demostró su agradecimiento a Putin y consideró que la "entrega del pasaporte permite comprender claramente que Rusia ha llegado para estar aquí por mucho tiempo, para siempre".

El decreto presidencial se aplica, desde 2019, a los habitantes de los territorios separatistas de Lugansk y Donetsk, en la región del Donbass, cuyos militares participan desde febrero en los combates al lado de Rusia y contra Ucrania.

Centenares de miles de habitantes de estos territorios separatistas ya tienen pasaporte ruso.

El lunes pasado, las autoridades prorrusas de Jerson habían anunciado la instauración de la moneda rusa, el rublo, en la región, de manera paralela a la grivna, la moneda ucraniana. (Télam)