Rusia bloqueó hoy la página en internet de la radio francesa RFI, que difunde informaciones en 15 lenguas, entre ellas español y ruso, y profundiza así la disputa informativa desatada entre Moscú y las potencias occidentales, en el marco de la invasión a Ucrania iniciada el 24 de febrero.

El sitio www.rfi.fr está incluido en la lista de las páginas bloqueadas por el regulador ruso de las telecomunicaciones, Roskomnadzor, informó la agencia de noticias AFP.

Periodistas de esa agencia francesa comprobaron que a ese portal sólo es posible acceder -desde Rusia- con una conexión VPN (Virtual private network), una herramienta que esconde la ubicación del usuario.

Rusia bloqueó también la página en ruso del Moscow Times, al que acusa de publicar "informaciones falsas" sobre el conflicto en Ucrania, declaró el propio medio.

Roskomnadzor confirmó esta información en su página en internet.

El Moscow Times es sobre todo conocido por su versión en inglés, que sigue estando accesible. Fundado en 1992, fue el primer diario occidental que se publicó en Rusia. Su edición en papel dejó de existir en 2017 debido a problemas económicos.

Desde el inicio de la invasión se desarrolló una creciente batalla informativa sobre el desarrollo del conflicto.

El 27 de febrero -tres días después de iniciadas las operaciones militares- la presidenta de la Comisión Europea (órgano ejecutivo de la Unión Europea), Ursula von der Leyen, ordenó un endurecimiento de las medidas contra Rusia que incluyeron el veto a sus medios de comunicación, Russia Today (RT) y Sputnik.

El 4 de marzo los diputados rusos adoptaron una enmienda que prevé duras penas de prisión y multas para quienes publiquen "falsas informaciones" sobre el ejército, tras restringir el acceso a los portales de cuatro medios, entre ellos BBC y la canadiense CBC/Radio Canada y la estadounidense Bloomberg.

Días despupes, la plataforma de reproducción de música Spotify, además de Tik Tok anunciaron la cancelación de su suscripción para los usuarios de Rusia, una decisión a la que se sumó otro gigante del entretenimiento por streaming como Netflix.

El 18 de marzo, el regulador ruso de medios, Roskomnadzor, informó que demandó a Google para que deje de difundir amenazas contra los ciudadanos de ese país en los anuncios en YouTube.

Según sus informaciones, a los usuarios de YouTube se les transmiten anuncios con llamados a inutilizar las comunicaciones ferroviarias de Rusia y Bielorrusia.

Menos de una semana después, el 23 de marzo, Moscú restringió el acceso al servicio en línea de noticias de Google, al que acusó de publicar informaciones "falsas" sobre la invasión a Ucrania, informó hoy la prensa local. (Télam)