El Gobierno de Ruanda anunció hoy un confinamiento durante diez días en la capital, Kigali, y en otros ocho distritos del país ante el aumento de los contagios y los muertos por coronavirus durante los últimos días, y dijo que el 60% de los nuevos casos corresponden a la variante Delta, detectada por primera vez en India y más contagiosa.

El confinamiento, que estará en pie del 17 al 26 de julio, y que implica el cierre de escuelas y la suspensión del transporte público, afectará además a los distritos de Burera, Gicumbi, Kamonyi, Musanze, Nyagatare, Rubavu, Rwamagana y Rutsiro.

"Movimientos y visitas fuera del domicilio propio no están permitidos excepto que se trate de servicios esenciales, como ir al médico o comprar alimentos, o para personas que realicen dichos servicios", dijo el Gobierno en un comunicado tuiteado por la oficina del primer ministro, Edouard Ngirente.

"El transporte público está prohibido, si bien el transporte de personal que lleva a cabo estas funciones (esenciales) continuará activo", detalló el texto, y agregó que "las oficinas públicas y privadas cerrarán, salvo las que dan servicios esenciales".

Asimismo, los viajeros que lleguen al aeropuerto de Kigali tendrán que presentar un PCR negativo realizado 72 horas antes del vuelo, mientras que "las actividades turísticas continuarán con un cumplimiento estricto de las normas por Covid-19", dijo el comunicado.

El Gobierno destacó, además, que en el resto del país estará en pie un toque de queda entre las 18 y las 4, y que los negocios deberán cerrar a las 17.

"Las reuniones presenciales no deben exceder el 30% de la capacidad del lugar en el que se celebren. Se pedirá una prueba negativa de Covid-19 a los participantes", agregó el comunicado.

El anuncio se da luego de el Ministerio de Sanidad ruandés indicara ayer que hasta la fecha se habían registrado 50.742 casos y 607 muertos por coronavirus, tras sumar 934 y nueve, respectivamente, en las 24 horas previas.

Por su parte, el ministro de Salud, Tharcisse Mpunga, expresó su esperanza en que el confinamiento "reduzca la tasa de contagio en un 70%, si es respetado".

"Las pruebas realizadas durante los últimos días demuestran que el 60% de los nuevos casos son por la variante delta", destacó el funcionario, informó la agencia de noticias DPA.

Por ello, exhortó a la población a cumplir con las medidas anunciadas mientras los trabajadores sanitarios atienden a los enfermos y destacó la importancia de presentarse a la vacunación para contener la propagación de la Covid-19. (Télam)