El primer ministro británico, Rishi Sunak, reiteró hoy su compromiso con el Brexit en medio de rumores de que el Gobierno podría estar buscando un acuerdo más liberal con la Unión Europea (UE), cercano al "estilo suizo", mientras los empresarios se enfrentan al Gobierno por la falta de mano de obra en el Reino Unido tras el fin de la libre circulación después de haber dejado el bloque comunitario en 2020.

"Voté por el Brexit, creo en el Brexit y sé que el Brexit se puede cumplir, y ya está brindando enormes beneficios y oportunidades para el país", dijo al hablar en la conferencia anual de la Confederación de la Industria Británica (CBI), que se lleva a cabo en la ciudad de Birmingham.

En su intervención en la conferencia, el primer ministro dijo que afirmó que no se volvería a alinear con las leyes de la UE y que el Reino Unido tiene "un control adecuado de sus fronteras" en lo que respecta a la migración.

"No pudimos hacer eso dentro de la Unión Europea; al menos ahora lo tenemos bajo control", agregó Sunak tras afirmar que, cuando se trata de comercio, al dejar el bloque el Reino Unido, puede abrir el país a los mercados de más rápido crecimiento del mundo.

El premier británico recibió un duro mensaje de las empresas durante la conferencia, con el director general de la CBI,Tony Danker, instando a la nueva administración de Sunak a poner fin a los argumentos sobre el Brexit y utilizar la inmigración para resolver la escasez de trabajadores.

Más temprano, el ministro de inmigración británico, Robert Jenrick, aseguró que las empresas del Reino Unido deberían "mirar a la fuerza laboral británica" en lugar de depender de los inmigrantes para ocupar puestos de trabajo después del Brexit.

Antes de su conferencia anual, el director de la CBI, pidió al Gobierno que use la inmigración para resolver la escasez de trabajadores en el Reino Unido.

Según Danker, en una entrevista en la BBC, dijo que el Gobierno debería ampliar la lista de ocupaciones en donde hay escasez y que adoptar este enfoque ayudaría a crecer la economía del Reino Unido.

"La lista de trabajos para los que los extranjeros pueden obtener fácilmente visas de trabajo, porque los empleadores no pueden encontrar británicos para ocuparlos", afirmó.

Al comenzar la conferencia anual esta mañana, agregó que el actual sistema de inmigración significaba que no había "un impulso para el crecimiento".

"La razón por la que es tan importante es que tenemos literalmente más de un millón de vacantes en este país. Tenemos 600.000 personas que ahora están enfermas que no volverán al mercado laboral en el corto plazo", subrayó.

Dijo que es por eso que necesitan obtener una lista para los trabajos en que realmente faltan trabajadores.

"Tenemos que hacer que llenen el vacío mientras recalibramos el mercado de trabajo a mediano plazo".

Sin embargo, Jenrick, respondió que el Reino Unido no aliviará las barreras de inmigración para cubrir la escasez de mano de obra.

Jenrick, también descartó los informes del fin de semana de que el Gobierno estaba considerando pasar a una relación posterior al Brexit con la Unión Europea (UE) más liberal, al estilo suizo, y que el objetivo seguía siendo reducir la migración neta general.

"Acabar con la libertad de movimiento de las personas era uno de los principios fundamentales del Brexit y no puede adaptarse", agregó en otra entrevista en la cadena de televisión británica Sky News.

Cuando se le preguntó si un acuerdo de Brexit al estilo suizo sería una traición al Brexit, Danker respondió.

Según el ministro, todo lo que quiere hacer es implementar el acuerdo del ex primer ministro Boris Johnson.

"Actualmente no estamos implementando el acuerdo de Boris. Estamos en un callejón sin salida debido al protocolo de Irlanda del Norte. Si cumplimos el acuerdo sobre el protocolo, comenzaremos a abrir algunos de esos otros beneficios económicos del acuerdo comercial de Boris", apuntó. (Télam)