El Consejo de Seguridad de la ONU dio hoy un contundente aval a la implementación del acuerdo de paz alcanzado entre el gobierno de Colombia y las FARC en 2016, al prorrogar el mandato de su misión de verificación y sumarle dos nuevas funciones a las tres que ya tenía, informó la prensa colombiana.

La decisión fue adoptada por unanimidad de los 15 países presentes en la sesión, en la que Colombia estuvo representada por su vicepresidenta, Francia Márquez, y el canciller, Álvaro Leyva, y en la que la misión presidida por el mexicano Carlos Ruiz Massieu presentó un informe sobre lo ocurrido en el último trimestre de 2022.

Ruiz Massieu afirmó que la reforma rural impulsada por el presidente Gustavo Petro “ya forma parte del núcleo de los esfuerzos para construir un país más pacífico y más próspero” y tiene, por lo tanto, un “papel fundamental en la consolidación de la paz”, según los diarios bogotanos El Espectador y El Tiempo.

El diplomático mexicano resaltó que el gobierno de Petro dio “pasos audaces” en pos de la implementación de los acuerdos y elogió especialmente a Márquez y a Leyva como una “constructora de paz” y una “persona histórica en el país”, respectivamente.

“Con el compromiso de las partes, 2023 puede traer avances decisivos para generar la muy necesitada seguridad y las oportunidades de desarrollo para las comunidades en las regiones afectadas por el conflicto”, sostuvo Ruiz Massieu.

Advirtió, no obstante, que “este año es clave para la legislación pendiente” y remarcó que “es lamentable que la violencia continúe contra las comunidades” en el país, al recordar los “numerosos hechos de violencia” registrados en las últimas semanas.

En tanto, Márquez defendió el plan de paz total de Petro, que aspira a celebrar acuerdos similares al alcanzado con las FARC con todas las organizaciones armadas que actúan en el país, y convertir a Colombia en “potencia mundial de la vida”.

En cambio, la violencia “busca socavar nuestros esfuerzos por la paz, la justicia social y la profundización de la democracia”, agregó la vicepresidenta, según la agencia de noticias AFP.

Paralelamente, el Consejo de Seguridad prorrogó el mandato de la misión de verificación en Colombia y le encargó supervisar la reforma rural y la situación de las comunidades étnicas.

Hasta ahora, esa misión verificaba los aspectos del acuerdo relacionados con la reincorporación social, económica y política de los guerrilleros desmovilizados, las garantías de seguridad para ellos y las sanciones de la Jurisdicción Especial para la Paz, tareas que mantendrá. (Télam)