República Dominicana reanudó hoy los vuelos regulares con Haití que habían sido suspendidos el 7 de julio pasado por motivos de seguridad tras el asesinato del presidente de ese país, Jovenel Moise.

La Junta de Aviación Civil (JAC) dispuso el reinicio de las operaciones aéreas tras la asunción ayer de Ariel Henry como nuevo primer ministro haitiano y el mandato urgente de encaminar un proceso electoral que termine con la designación de un nuevo presidente.

Tras el magnicidio, República Dominicana cortó inmediatamente el tránsito aéreo con excepción de los vuelos de repatriación de sus ciudadanos, extranjeros que trabajan para empresas dominicanas y personal diplomático, informó el diario local Libre.

El presidente de la JAC, José E. Marte Piantini, informó la reanudación del tráfico y destacó que la aviación es la forma más segura para trasladarse entre ambos países, debido a los controles de seguridad existentes en los aeropuertos y aerolíneas.

La frontera terrestre fue reabierta el 13 de julio, pero solo con fines comerciales, para reanudar las exportaciones hacia Haití por "razones humanitarias" con el objetivo de evitar un desabastecimiento del país vecino.

Neurocirujano, de 71 años, el nuevo primer ministro Henry había sido elegido por Moise para el cargo dos días antes de su muerte, pero no había llegado a asumir.

Además de las elecciones presidenciales, parlamentarias y locales, Haití tenía previsto para septiembre un referendo constitucional dos veces postergado y ahora en dudas.

La jura de Henry coincidió con el inicio de los homenajes previos a los funerales nacionales de Moise, que en su primera jornada no contaron con la asistencia de la ahora ex primera dama Martine Ethienne.

Los actos continuarán hoy y mañana, feriados en el país, en Cabo Haitiano, al norte del territorio. (Télam)