El secretario de Política Pública Anticorrupción de Ecuador, Luis Verdesoto, renunció hoy a su cargo, en medio de la polémica por las denuncias de maniobras ilegales en las empresas públicas y después de entregar su primer informe.

El Gobierno dio a conocer un comunicado en el que afirmó que el presidente Guillermo Lasso aceptó la dimisión y que “seguirá actuando con la transparencia y frontalidad de siempre”.

En el informe que presentó a pedido de Lasso el 13 de este mes, Verdesoto hizo un análisis de los problemas en las empresas públicas, que podrían dar paso a escenarios de corrupción.

Verdesoto había asumido el cargo el 3 de mayo de 2022, cuando el presidente Lasso creó la Secretaría Anticorrupción.

Hace dos semanas, a partir de audios y un informe difundido por un medio digital, la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas (EMCO) -que controla a todas las firmas del estado- quedó en la mira del Gobierno y la oposición.

El informe del ahora exfuncionario pone el acento en posibles maniobras ilegales en la Flota Petrolera Ecuatoriana (Flopec) y la Corporación Nacional de Electricidad, entre otras.

“La Secretaría de la Política Pública Anticorrupción fue creada con el fin de diseñar e implementar las políticas públicas en materia de lucha contra la corrupción que tengan resultados palpables. Es una labor que hay que reforzar más que nunca con mayor profundidad, sustento y agilidad tanto en los diagnósticos como en las soluciones sugeridas”, explicó el comunicado del Ejecutivo, según el diario local El Comercio.

Días después de la denuncia periodística, Lasso pidió las renuncias de todos los gerentes de las empresas públicas -entre ellas Petroecuador, Servicios Postales, la Corporación Eléctrica del Ecuador y la Empresa Nacional Minera- y la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) creó una comisión investigadora que en un mes debe presentar un informe. (Télam)