El primer ministro de Bulgaria, Boiko Borisov, quien ganó las elecciones hace diez días e intentaba conformar su Gobierno, anunció hoy que no seguirá en el cargo y que su partido, el conservador GERB, propondrá al exministro de Asuntos Exteriores Daniel Mitov como candidato a sucederlo una vez que el Parlamento se constituya mañana.

Borisov, que acumula más de una década en el poder en el país balcánico, aspiraba al que sería su cuarto mandato, pero explicó que no pretende dividir a la ciudadanía búlgara y que es momento de dejar paso a otra persona, también con "una orientación muy clara" en favor de la Unión Europea (UE) y la OTAN.

La incertidumbre política llega en un momento en que Bulgaria, el integrante más pobre de la UE, está comenzando a recuperarse de la pandemia del coronavirus, gracias en parte a los fondos de Bruselas que espera recibir en los próximos meses.

El GERB, que este 4 de abril obtuvo el 26% de los votos y 75 escaños -sobre un total de 240-, debe teóricamente llevar las riendas de las conversaciones entre los distintos partidos para conformar Gobierno, aunque las fuerzas de la oposición ya adelantaron que no apoyaran la designación de Borisov, al que acusan de tibieza en la lucha contra la corrupción, informó la agencia de noticias Europa Press.

La oposición había solicitado en varias ocasiones la dimisión de Borisov, por presuntos escándalos de corrupción que también sacaron a la calle a miles de personas contra el Gobierno.

De hecho, cinco de los seis partidos con representación parlamentaria se opusieron a una coalición con el GERB.

Si la formación gobernante fracasa en su intento de formar Gobierno, le llegaría el turno al segundo partido más votado, el populista Existe tal Gente, liderado por el presentador de televisión Stanislav Trifonov e impulsado precisamente por las últimas protestas sociales.

(Télam)