El ministro de las Fuerzas Armadas británico, James Heappey, dijo hoy que el Reino Unido respalda a las tropas ucranianas que realizan ataques en territorio ruso.

En una ronda de entrevistas con medios británicos, Heappey aseguró que es "completamente legítimo" que Ucrania identifique objetivos en Rusia para interrumpir los ataques en su contra y consideró que "no necesariamente sea un problema" que las armas hayan sido donadas por el Reino Unido.

"Por supuesto que lo hacemos. El hecho es que Ucrania era un país soberano que vivía pacíficamente dentro de sus propias fronteras y entonces otro país decidió violar esas fronteras y llevar 130.000 soldados a su país", subrayó el funcionario a Times Radio.

Explicó que eso inició una guerra, "y en la guerra, Ucrania necesita adentrarse en las profundidades de su oponente para atacar sus sitios logísticas, sus suministros de combustible, sus depósitos de municiones".

Dijo que de no ser interrumpida la logística, contribuiría directamente "a la muerte y la carnicería en suelo ucraniano".

Los países occidentales han donado cientos de millones de dólares en ayuda militar a Ucrania desde que Rusia lanzó su invasión en febrero y funcionarios de la OTAN y la Unión Europea se están reuniendo en Alemania para discutir más ayuda militar.

El Reino Unido por su parte, anunció que le dará a Ucrania una pequeña cantidad de vehículos antiaéreos.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, acusó a la OTAN de participar en una guerra de poder.

Pero el ministro británico señaló que hay muchos países en el mundo que utilizan equipos importados de otros países y cuando se utilizan esos equipos, no se tiende a culpar al país que los fabricó, sino al que los disparó.

Lavrov advirtió que la OTAN está librando una guerra por delegación en Ucrania y que existe un riesgo "muy serio" de que el conflicto se convierta en nuclear y escale a nivel planetario. (Télam)