El Gobierno británico anunció que no introducirá pasaportes para las personas vacunadas contra el coronavirus como plantearon otros países en el mundo porque consideró que una medida de ese tenor sería "discriminatoria"

El ministro de implementación de vacunas, Nadhim Zahawi, anunció la decisión y aclaró que, no obstante, las personas pueden pedirle a su médico un comprobante de vacunación si es necesario para viajar a otros países.

"Desde ayer, hemos administrado la primera dosis a 11,5 millones de personas y lo que reciben es una tarjeta del NHS con su nombre, el día en que fueron vacunados con la primera dosis y luego la fecha de su segunda dosis ", explicó Zahawi, citado por la cadena de noticias CNN.

El ministro rechazó la idea de introducir un pasaporte de vacunas porque "primero, no sabemos el impacto de las vacunas en la transmisión, y segundo porque sería discriminatorio ", dijo.

"Creo que lo correcto es asegurarse de que las personas se presenten para vacunarse, porque así lo desean, en lugar de que de alguna manera se haga obligatorio mediante un pasaporte u otros", agregó Zahawi.

El debate por el llamado pasaporte Covid o corona se instaló en Europa y otras partes del mundo hace semanas.

Por ejemplo, algunos destinos turísticos como las islas Seychelles, Chipre y Rumania ya han eliminado los requisitos de cuarentena para los visitantes que puedan demostrar que están vacunados. Otros, como Islandia y Hungría, se abrieron solo a las personas que se recuperado de la Covid-19.

En Dinamarca, el anuncio de un pasaporte corona ya provocó hoy las primeras protestas de libertarios y grupos de extrema derecha.

"Si otros países requieren algún tipo de prueba, entonces puede preguntarle a su médico de cabecera. Y, por supuesto, eso podrá usarse como prueba de que ha recibido la vacuna. Pero no planeamos tener un pasaporte en el Reino Unido ", insistió el ministro.

Zahawi reconoció que varias startups (empresas jóvenes de tecnología) que trabajan en aplicaciones relacionadas con el tema habían recibido fondos de las agencias públicas de Investigación e Innovación del Reino Unido e Innovate UK, pero que el Gobierno "ciertamente no buscaba introducirlo como parte del programa de implementación de vacunas". (Télam)