El Reino Unido presiona a la Unión Europea (UE) para que renegocie los acuerdos comerciales posteriores al Brexit para Irlanda del Norte, argumentando que la situación actual está causando daños económicos y sociales en el país.

El protocolo comercial protege el Acuerdo del Viernes Santo, acordado en 1998 para garantizar la paz y la prosperidad en Irlanda del Norte después de décadas de violencia política, y ayuda a evitar la necesidad de controles en la frontera interior con Irlanda.

Fue negociado con la UE por el ministro británico del Brexit, Lord Frost, en 2019 y mantiene a Irlanda del Norte como parte integrante del mercado único.

Pero el Gobierno británico pretende revisar los acuerdos comerciales posteriores al Brexit para garantizar una circulación fluida de las mercancías.

En ese sentido, Frost dijo hoy que "no pueden seguir cómo están porque la forma en que se estaba implementando el protocolo estaba causando daños económicos y sociales".

Durante una declaración en la Cámara de los Lores, el ministro argumentó: "Hay una sensación cada vez mayor en Irlanda del Norte de que no hemos encontrado el equilibrio adecuado, visto en un clima político con protestas y casos de conflictos lamentables".

Sin embargo, anunció que el Reino Unido no activaría el artículo 16 del protocolo, que le permitiría eliminar partes del acuerdo Brexit, antes de conversarlo con la UE.

Según Frost, el Gobierno consideró justificable su uso, pero llegó a la conclusión que de que no es el momento adecuado para hacerlo.

Pese a los renovados pedidos del Reino Unido, la UE ya rechazó en el pasado renegociar el acuerdo del Brexit, lo que deja abiertos grandes interrogantes sobre el futuro del protocolo de Irlanda del Norte.

Según consignaron medios británicos, el vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, dijo que la UE está "lista para continuar buscando soluciones creativas, dentro del marco del protocolo, en interés de todas las comunidades de Irlanda del Norte".

"Sin embargo, no aceptaremos una renegociación del protocolo", resaltó Sefcovic. (Télam)