Dos hombres de nacionalidad india que fueron arrestados por inspectores de inmigración en Escocia y luego liberados tras la presión de más de 200 manifestantes, finalmente serán deportados de acuerdo a lo anunciado hoy por el Ministerio del Interior británico.

Lakhvir Singh y Sumit Sehdevi, residentes en el Reino Unido desde hace diez años, fueron detenidos cuando los agentes hicieron un allanamiento en una propiedad de la zona sur de la ciudad de Glasgow el 13 de mayo pasado.

Los inspectores los arrestaron al detectar que estuvieron residiendo irregularmente todo ese tiempo luego que vencieran sus visas.

Pero la policía tuvo que liberar a los hombres por motivos de seguridad pública después de que cientos de manifestantes impidieran la salida de la furgoneta.

Uno de los manifestantes se acostó debajo del vehículo para impedir que se llevara a los dos hombres.

Ambos inmigrantes eran miembros muy queridos de un templo de la zona de la religión "Sij" y trabajaban allí de forma voluntaria ayudando a personas sin techo.

Singh dijo la semana pasada que estaba "emocionado" por el apoyo que recibió de los vecinos.

Según los medios locales, la organización benéfica para refugiados e inmigrantes Positive Action in Housing describió a los hombres como "parte de una comunidad".

Sin embargo, una fuente del Ministerio del Interior informó al diario The Times que la movilización sólo retrasó una acción "inevitable".

Los funcionarios habían pedido anteriormente al grupo religioso en Escocia que ayudaran con la deportación, lo que fue rechazado al argumentar que existe un "enfoque selectivo y de mano dura" para las expulsiones forzosas de miembros de la comunidad "Sij".

Mientras tanto, a los miembros de la comunidad india británica les preocupa que la Asociación de Migración y Movilidad, firmada entre el Gobierno británico e India, pueda aumentar el número de deportaciones.

El acuerdo hizo que India aceptara la expulsión forzosa de miles de inmigrantes ilegales del Reino Unido que ofreció más visas de estudiantes y trabajadores calificados a cambio.

En ese sentido, según consignó el diario Daily Mail, el secretario de Justicia de Escocia, Humza Yousaf, culpó al Ministerio del Interior británico por su "acción imprudente", mientras que la ministra principal, Nicola Sturgeon atacó su "pésima política de asilo e inmigración".

La semana pasada, una organización benéfica para inmigrantes amenazó con emprender acciones legales contra el Ministerio del Interior del Reino Unido, según el diario. (Télam)