El Reino Unido suministrará a Ucrania tanques Challenger 2 y será el primer país en enviar vehículos pesados de fabricación occidental para ayudar a su aliado frente a la invasión rusa, informó hoy el gobierno en un comunicado.

Durante una conversación telefónica con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, el primer ministro británico, Rishi Sunak, subrayó "el compromiso del Reino Unido en intensificar su apoyo a Ucrania, incluido el suministro de tanques Challenger 2 y sistemas de artillería adicionales", según Downing Street.

El gobierno no precisó cuántos tanques enviará, ni cuándo, ni cómo proporcionará entrenamiento en el uso y mantenimiento de los Challenger 2, un vehículo que comenzó a fabricarse en la década del 90 y que fue utilizado en conflictos bélicos como los de Bosnia, Kosovo e Irak.

Pero los líderes británico y ucraniano coincidieron en la "necesidad de aprovechar" las recientes victorias de las fuerzas de Kiev que "hicieron retroceder a las tropas rusas", consignó la agencia de noticias AFP.

Tras la conversación, Zelenski agradeció al Reino Unido decisiones que "no solo nos fortalecerán en el campo de batalla, sino que también envían la señal correcta a otros socios", según escribió en Twitter

Desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero pasado, los aliados europeos de Kiev ya entregaron cerca de 300 carros soviéticos modernizados, pero nunca tanques pesados de fabricación occidental, a pesar de las reiteradas peticiones de Ucrania.

El anuncio del Reino Unido se produce tres días después de que Polonia afirmara que estaba preparada para entregar 14 carros pesados Leopard 2, un modelo de tanque alemán considerado uno de los más eficaces del mundo.

La semana pasada, Francia, Alemania y Estados Unidos prometieron vehículos blindados para transportar infantería y tanques de reconocimiento, entre otros.

Rusia, por su parte, envió notas de protesta a todos los países que suministran armas a Ucrania.

El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, advirtió que cualquier cargamento con armas para Kiev se convertirá en un "blanco legítimo" para las Fuerzas Armadas de su país, indicó la agencia de noticias Sputnik.

A su vez, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, comentó que el suministro de armamento a Ucrania tendrán un impacto negativo en el conflicto. (Télam)