La mina de cobre Las Bambas, explotada por la compañía china MMG en Perú, reinició sus operaciones tras casi dos semanas parada por bloqueos de rutas de parte de pobladores que impedían el traslado de insumos y personal, y se espera que en breve esté al máximo de su funcionamiento.

"Desde el 31 de diciembre, Las Bambas comenzó a restaurar progresivamente su operación normal de minería, producción y transporte de concentrado", indicó hoy la empresa en un comunicado.

La empresa había paralizado el 18 de diciembre sus operaciones al 100% debido a los bloqueos de rutas comenzados un mes antes por parte de pobladores en la carretera en Chumbivilcas, a unos 200 kilómetros del yacimiento, en la región surandina de Apurímac, una de las más pobres de Perú.

La semana pasada, el Gobierno y las comunidades alcanzaron un acuerdo que permitió levantar el bloqueo de las rutas y reanudar las actividades de Las Bambas.

"MMG saluda el término del bloqueo después de una reunión sostenida el 30 de diciembre en la provincia de Chumbivilcas, a la que asistieron representantes de la compañía, de los gobiernos regionales y locales, y de las comunidades", destacó la empresa.

"Tras la reunión, se establecieron acuerdos que permitan que continúe el diálogo con las comunidades, liderado por el Gobierno", agregó, informó la agencia de noticias AFP.

Click to enlarge
A fallback.

Las protestas suelen ser en reclamo de indemnizaciones por daños y perjuicios por impactos ambientales, sociales y culturales y el pago de derechos de servidumbre minera, por el daño que causa en la comunidad el tránsito diario de camiones pesados cargados con el mineral.

Las conversaciones se reanudarán el 18 de enero para resolver otros pedidos de los pobladores.

Las Bambas –que genera el 2 por ciento de la producción mundial de cobre- enfrentó repetidas interrupciones y sus actividades fueron suspendidas casi 400 días desde que comenzó a operar en 2016, según medios locales.

El yacimiento, situado a 4.000 metros sobre el nivel del mar, produce unas 400.000 toneladas de cobre al año, pero el transporte del mineral a los puertos se dificulta por los bloqueos.

Las pérdidas de Las Bambas por estos cortes ascienden a 9,5 millones de dólares diarios, según la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía.

La mina fue adquirida por el consorcio chino MMG a la suiza Glencore Xtrata en abril de 2014 por casi 6.000 millones de dólares.

Perú es uno de los mayores productores mundiales de plata, cobre y oro, y la minería es uno de los motores de la economía peruana. (Télam)