El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, pagará de su bolsillo los 800.000 dólares que insumirán una serie de reformas al Palacio de Carondelet, sede del Ejecutivo, antes de mudarse allí con su esposa.

La Presidencia hizo el anuncio de los trabajos de refacción y del pago por parte de Lasso, en un comunicado en el que detalló que los trabajos, que se iniciaron el 21 de junio, terminarán antes del 15 de agosto, fecha prevista para la mudanza del mandatario.

“Los trabajos preservan el valor patrimonial, histórico y arquitectónico de esta importante edificación”, señala el comunicado.

El texto agrega que “los gastos que representan estas adecuaciones, que ascienden a aproximadamente a 800.000 dólares y que quedarán para el uso de futuros presidentes de la nación, serán asumidos por el presidente” Lasso.

El mandatario y su esposa, María de Lourdes Alcívar, vivirán en el lugar hasta que concluya la edificación de su casa propia, en la parroquia Tumbaco, a 14 kilómetros del centro de Quito.

Lasso vive actualmente en un hotel del centro-norte de Quito, y los fines de semana viaja habitualmente a sus propiedades en la costa.

Ubicado en el centro histórico de Quito, frente a la Plaza de la Independencia, el palacio tiene un enorme valor histórico, porque, además, se firmó allí la declaración de la independencia y el acta constitucional. La construcción es de 1801. (Télam)