El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sin agenda pública desde su derrota electoral a manos de Luiz Inácio Lula da Silva, no concurrirá a la cumbre del G20 que empieza mañana en Bali, Indonesia, informó hoy el gobierno.

La delegación brasileña en la reunión de líderes de las principales economías mundiales "está liderada por el ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Franca", indicó la Cancillería de Brasil, sin más detalles, informó la agencia de noticias AFP.

Esta es la primera vez desde que llegó al poder en 2019 que Bolsonaro se ausenta del evento del bloque que representa más del 80% del PIB mundial y del 75% del comercio internacional.

Tras su derrota en el balotaje presidencial el 30 de octubre ante el líder de izquierda, el ultraderechista y excapitán del ejército, de 67 años, prácticamente se retiró de la vida pública, incluyendo las redes sociales.

En contraste, Lula se ha reunido con su equipo de transición después de unos días de descanso, y hoy viajó a la cumbre sobre el clima COP27 que se desarrolla en Egipto, en su primera aparición internacional luego de su resonante triunfo.

El veterano político, que ya gobernó dos veces Brasil (2003-2010), es esperado con gran interés por sus promesas de reposicionar a Brasil para salvar la Amazonía, objeto de una deforestación rampante bajo la gestión de Bolsonaro.

Ante las ausencias de Bolsonaro y del presidente mexicano, Andrés López Obrador, el argentino Alberto Fernández será el único mandatario latinoamericano en la cumbre del G20. (Télam)