El Gobierno de Perú salió hoy a rechazar expresiones de ayer de la titular del Congreso, María del Carmen Alva, acerca de que “la calle pide vacancia presidencial”, con un reclamo de moderación en las declaraciones y la denuncia de que existen sectores que buscan la salida de todo el gabinete para minar la gestión del mandatario Pedro Castillo.

"Decir en este momento que la población pide vacancia carece de objetividad. El país espera reformas en materia legislativa en los diferentes sectores y normas que hagan posibles mejores condiciones para la reactivación económica", sostuvo el jefe de Gabinete, Guido Bellido.

En declaraciones radiales, el funcionario consideró una “expresión un poco desmesurada” las declaraciones de Alva y exigió que no se genere inestabilidad en el país.

Para Bellido, sería “importante” que el presidente Castillo y la jefa del Parlamento pudieran escuchar y visitar regiones para “conocer el sentir de la gente”.

Ayer, Alva dijo que no había un pedido de vacancia presidencial ingresado al Congreso, pero que “la calle pide vacancia presidencial”, un mecanismo que debe iniciarse en el legislativo. “Está dentro de la Constitución, pero no es un tema que esté en la agenda”, dijo la dirigente del opositor Acción Popular (AP).

A raíz de estas declaraciones, la congresista Kelly Portalatino, del oficialista Perú Libre (PL) presentó una moción de censura contra Alva.

Bellido resaltó que desde el Ejecutivo “se están haciendo todos los esfuerzos que se requieren y probablemente también desde el Legislativo, pero no hay que generar inestabilidad".

“(La de Alva) Es una apreciación reducida. Hay que ver… El presidente de la República y la presidenta del Congreso pueden visitar las regiones y salir a las calles. Hay una situación de tipo económica… El problema no es de una persona en particular. Desde el Ejecutivo se hacen los esfuerzos. No hay que generar inestabilidad”, dijo el jefe de Gabinete.

Sobre los cuestionamientos de la oposición al ministro de Trabajo, Iber Maraví, a quien acusan de haber tenido relación con Sendero Luminoso, Bellido insistió en que la permanencia o no en el cargo es “una decisión que le corresponde al presidente”, pero reiteró que no debería “haber una presión desmesurada”.

“El presidente deberá, en el transcurso de las semanas, tomar una decisión. Hay que esperar qué es lo que dice el presidente. Yo no puedo tomar las decisiones al margen del presidente”, agregó Bellido, que anunció que el mandatario hablará al país “antes del miércoles”.

Por su parte, el ministro de Salud, Hernando Cevallos, advirtió que la oposición está buscando que la mayoría del gabinete renuncie a su cargo o sea removida por Castillo para desestabilizar su Gobierno.

“Lo que quiere la oposición es que se vaya la mitad del gabinete y, si no, que se vaya todo el gabinete. Esa es la verdad. Hay una crítica constructiva que a mí me parece sumamente respetable y que, además, es parte de la dinámica democrática de nuestro país, pero también es cierto que hay una intencionalidad en bloquear todo lo que salga de este Ejecutivo que apenas tiene un mes”, declaró Cevallos a Canal N.

Reseñó que “hay sectores de la derecha” que dijeron abiertamente que irían “ministro por ministro, interpelando hasta quebrar al Gobierno”, y lamentó también las palabras de Alva.

“Hoy lo que acaba de decir la presidenta del Congreso: ‘La calle quiere la vacancia del presidente’. ¿Qué es eso? ¿Esa es una actitud democrática? ¿Esa es una actitud respetuosa hacia el presidente?”, se preguntó el titular de Salud.

El bloque oficialista de PL sacó un comunicado en el que advirtió que declaraciones como las de Alva “reflejan la oscura intención por desestabilizar y debilitar el sistema democrático” y avisó que “incitar, azuzar la ruptura de un Gobierno democráticamente elegido constituye una gravísima y grosera actitud antidemocrática y golpista”.

Para la bancada oficialista, la jefa del Congreso “no debería permanecer ni un minuto más al frente de la presidencia del Poder Legislativo”.

Las expresiones de la titular del Legislativo hicieron revivir lo sucedido en noviembre del año pasado, cuando un sector de AP apoyó la vacancia presidencial de Martín Vizcarra para que luego asuma el Gobierno el congresista Manuel Merino.

La misma Alva escribió en su cuenta de Twitter que “el Congreso jamás se prestará para un golpe de Estado”, y el excandidato presidencial Yonhy Lescano rechazó sus palabras: “Yo creo que no hay pedido de vacancia; la calle no está pidiendo eso. Está disconforme por la lentitud del Gobierno en cambiar ministros, pero vacancia yo no he escuchado”, afirmó.


(Télam)