El Gobierno de Uruguay dispuso que el lunes vuelvan a abrir gimnasios y free shops de frontera, que están cerrados desde el 23 de marzo, como parte de las restricciones ante la suba de contagios de Covid-19, mientras se apresta a habilitar el ingreso al país de personas que estén completamente inmunizadas.

Los gimnasios y free shops, dos sectores que venían presionando para que se les permitiera volver a abrir, volverán a funcionar con protocolos especiales, según informaron fuentes del Gobierno al sitio del diario El País de Montevideo.

Ayer en un acto en Las Piedras, el presidente Luis Lacalle Pou ya había adelantado que estaba de acuerdo con esas reaperturas y que había conversado el tema con el secretario de Deportes, Sebastián Bauzá, pero no con los ministros.

"Todos sabemos que el deporte es salud y si se hace con determinados protocolos… Estuve hablando con Sebastián Bauzá, pero no es una decisión tomada; simplemente es una visión personal. De todas las actividades que hoy no están pudiéndose realizar esa es una de las que me parece que tenemos que volver en un futuro", dijo entonces el mandatario.

Los dueños de gimnasios hicieron varias movilizaciones para pedir volver a abrir y los free shops presentaron hace una semana un pedido formal en el mismo sentido.

"Queremos que se abran los free shops y vamos a ser los primeros responsables en solicitar el cierre en la medida en que por el ingreso de brasileños aumenten los casos", señaló, en ese momento, la diputada Carmen Tort.

Por otra parte, se informó que el Gobierno firmará un decreto que permitirá el ingreso al país de aquellos extranjeros que tengan las dos dosis de la vacuna contra el coronavirus y hayan pasado los 14 días necesarios para lograr la inmunidad. No tendrán que hacer cuarentena siempre y en cuando tengan un hisopado negativo.

Sin embargo, se mantiene vigente el cierre de fronteras y solo podrán entrar los uruguayos, extranjeros residentes y los exceptuados que soliciten la entrada, según informó el ciclo Subrayado, de Canal 10, y confirmaron fuentes de Presidencia a Montevideo Portal.

En julio del año pasado, el Gobierno dispuso por decreto que los uruguayos y extranjeros que ingresaran al país debían someterse a control de temperatura en el punto de entrada y utilizar barbijo, pero después sumaron un resultado negativo de test de detección de Covid-19 dos horas antes del inicio del viaje.

Si el ingreso al país se realiza a través de un medio de transporte comercial de pasajeros, la acreditación del test negativo deberá ser realizada antes del embarque ante la compañía correspondiente.

Los datos oficiales del Sistema Nacional de Emergencia (Sinae) de Uruguay señalan que hay 27.870 contagiados, 498 de ellos en centros de terapia intensiva. El total de casos desde marzo del año pasado es de 246.026 y los muertos llegan a 3.578.

(Télam)