El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) de Perú ratificó hoy que “a inicios de la semana próxima” estará en condiciones de proclamar oficialmente al presidente electo en el balotaje del 6 de junio pasado, que debe asumir el gobierno el 28 de este mes.

Los jurados regionales completaron anoche la emisión de las actas de proclamación descentralizada en cada una de las 60 jurisdicciones y, “de no presentarse ninguna apelación, el JNE podría emitir el acta final de proclamación a inicios de la próxima semana”, informó el vocero oficial del tribunal, Luis Sánchez.

Las actas regionales y el plazo de tres días para apelarlas -que vence este viernes, a las 20, precisó la asesora de la presidencia del JNE Alexandra Marallano, son requisitos para que el tribunal pueda, finalmente, proclamar al mandatario electo.

“La fecha exacta de proclamación dependerá si se presentan o no recursos de apelación, de la cantidad y el sustento de los mismos”, explicó Sánchez a la televisora colombiana NTN24, en declaraciones reproducidas en la cuenta del JNE en Twitter.

El funcionario subrayó que el JNE y los jurados regionales trabajarán incluso durante el fin de semana porque “tienen el firme compromiso de cumplir con el objetivo de tener un presidente o presidenta antes del 28 de julio.

Perú Libre (PL, el partido del virtual presidente electo, Pedro Castillo) exhortó al JNE a que, si recibe apelaciones, las resuelva “a la brevedad, impidiendo que, a través de conductas dilatorias y de mala fe procesal, se impida que cumplan sus funciones constitucionales y legales”.

En un comunicado firmado por su apoderada, Ana María Córdova, PL sostuvo que Fuerza Popular (FP, el partido de la competidora de Castillo, Keiko Fujimori) “ha manifestado que planteará apelaciones” y calificó esa decisión como una “nueva maniobra dilatoria”.

En tanto, Castillo visitó esta mañana a los militantes de PL que aún mantenían una vigilia en las inmediaciones de la sede del JNE, a quienes agradeció por “defender la democracia” y pidió que fueran “tolerantes” y que no cayeran “en provocaciones”, según la agencia de noticias Andina.

Por su lado, FP resolvió pedir la nulidad de 242 actas que el JNE revisó sin informe oral y hoy iba a “evaluar” si apelará algunas de las 18 actas de proclamación regionales publicadas anoche, informó uno de los abogados del partido, Julio Castiglioni, a la radio RPP.

Castiglioni admitió que “matemáticamente” no hay posibilidad de que Fujimori haya ganado el balotaje y aseguró que FP no interpondrá “ninguna acción judicial contra los resultados”, pese a lo cual sostuvo “con toda seguridad que sí hubo fraude”.

El 6 de junio, Castillo se impuso a Fujimori por 44.240 votos entre más de 17,6 millones de sufragios válidos (50,125% a 49,875%), según el escrutinio de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

Pese a que el conteo de los votos se completó nueve días después de la segunda vuelta electoral, el presidente electo aún no pudo ser proclamado debido a la cantidad inusual de apelaciones y otros recursos sobre actas de votación presentadas por ambos partidos, sobre todo FP.

Fujimori y sus seguidores vienen sosteniendo que hubo fraude contra ella, mientras el gobierno, las autoridades electorales y las cinco misiones de observadores internacionales que actuaron en el balotaje aseguraron que el proceso fue transparente. (Télam)