La Fiscalía de La Paz ratificó hoy el cierre del proceso judicial por un supuesto fraude electoral en las elecciones de 2019 a favor de Evo Morales, confirmó el sobreseimiento de las autoridades electorales de entonces y ordenó el archivo definitivo del caso.

"(Se) dispone la conclusión del proceso con relación a los citados imputados, la cesación de las medidas cautelares que se les hubiese impuesto y la cancelación de sus antecedentes penales", ordenó el fiscal William Alave en una resolución presentada a la prensa.

El sobreseimiento definitivo de los exvocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) fue dictado en respuesta a una impugnación del actual TSE a un dictamen que había emitido en julio la Fiscalía General, que daba por concluido el proceso por falta de pruebas.

Alave dijo que la impugnación no aportó pruebas que pudiesen modificar el criterio de la Fiscalía General, que, por su parte, tomó en cuenta varios reportes técnicos y en especial una auditoría de la Universidad de Salamanca, España, que desvirtuó un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) que sugirió un fraude sin demostrarlo.

Las exautoridades electorales nacionales ahora liberadas de culpa son María Eugenia Choque, Antonio Costas, Edgar Gonzales, Lucy Cruz, Idelfonso Mamami y Lidia Iriarte, según la resolución.

Ya antes, a lo largo del último año, también habían sido sobreseídos por falta de pruebas los miembros de los nueve tribunales departamentales electorales del país.

Click to enlarge
A fallback.

"Ya está cerrado definitivamente el caso; ahora se impone la verdad y se comprueba que los exvocales fueron perseguidos injustamente, vulnerándose sus garantías y derechos", dijo el exvocal Mamani a la red radial Erbol, según consignó la agencia Sputnik.

El supuesto fraude que sectores opositores usar como argumento para movilizaciones permanentes después de los comicios es denunciado todavía por partidos y grupos cívicos que rechazan al Gobierno de Luis Arce, del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Ese supuesto fraude, además, dio pie al golpe de estado contra Evo Morales, respaldado por las Fuerzas Militares y la Policía. (Télam)