Dirigentes del Pacto Histórico, que postula a Gustavo Petro para la Presidencia de Colombia, expresaron hoy sus quejas por la adhesión a la fuerza de un exfuncionario de la alcaldía de Bogotá al que señalan con responsabilidad en la represión de manifestaciones callejeras durante el paro nacional de dos meses en 2021.

Ayer hizo público su pase al pacto el exsecretario de Gobierno bogotano Luis Ernesto Gómez, a quien Petro señaló como responsable en adelante de una comisión de “empalme programático” entre el gobierno nacional y el distrito.

La concejal Susana Mohamad, de Colombia Humana, calificó de “oportunista” a Gómez y hasta ironizó con que no pudo esperar a la segunda vuelta porque no quería quedar “fuera de la foto”. “Al secretario le encanta estar en la foto y es muy bueno para estar en el momento indicado y el lugar indicado; se toma muy buenas fotos”, afirmó Mohamad.

Heydi Sánchez, concejal de Unión Patriótica, consideró que no puede “olvidarse la responsabilidad política” de Gómez en las “violaciones a los derechos humanos” en el marco de la protesta social.

"Este señor le debe una disculpa a las y los jóvenes que salieron a movilizarse en el paro nacional y también una disculpa a las familias de estos jóvenes que fueron asesinados el 9 de septiembre", aseguró Sánchez, según el diario El Tiempo.

Y Carlos Carrillo, del Polo Democrático, dijo que el exsecretario de la alcaldesa Claudia López había “aterrizado de barriga” en la campaña de Petro, porque quiere buscar la alcaldía de Bogotá en las próximas elecciones regionales.

“Está buscando hacer un puente entre el gobierno neoliberal de Claudia López y las fuerzas del Pacto Histórico, que están en este momento en un lugar privilegiado en lo electoral. Es su cálculo político”, aseguró Carrillo.

Gómez fue secretario de Gobierno hasta el 6 de enero, cuando la alcaldesa lo designó jefe de gabinete, en busca, según los medios, de mejorar las relaciones con el Concejo.

Gómez renunció el sábado al cargo y apenas dos días después anunció que se sumaba al Pacto, en un acto en el que destacó que comparte con la alianza de izquierda “las mismas causas de lucha contra la desigualdad, sobre la paz e inversión en educación para los jóvenes”.

También anunciaron su pase al pacto ayer los representantes (diputados) de la Alianza Verde Catherine Juvinao y Duvalier Sánchez.

Las quejas en el seno del Pacto vinieron a empañar lo que parece un seguro triunfo de la coalición de Petro en las elecciones del domingo, casi sobre el cierre mismo de la campaña, ya que no pueden hacerse actos masivos y los candidatos se dedicaron más a recorrer medios.

Petro y sus adversarios de Equipo por Colombia, Federico Gutiérrez, y Coalición Centro Esperanza, Sergio Fajardo, cruzaron anoche propuestas y cuestionamientos en otro debate organizado por el diario El Tiempo. No estuvo el candidato de la Liga de Gobernadores Anticorrupción, Rodolfo Hernández.

En tanto, el Consejo Nacional Electoral (CNE) confirmó hoy que las elecciones presidenciales no contarán con una auditoría independiente.

El presidente del CNE, César Abreo, afirmó que no hubo un compromiso de país para llevar a cabo la contratación de la auditoría independiente, que estaría en manos de una compañía de nivel internacional, para observar la transparencia de los datos en las elecciones, pese a que el Ministerio de Hacienda había girado los más de 3.000.000.000 (755.000 dólares) para ese trámite.

“Desde el 2 de mayo el Ministerio de Hacienda dijo que se destinarían los recursos. Desde el 2 de mayo a la fecha han habido cualquier cantidad de reuniones, en las que participó también la Procuraduría advirtiendo todas las condiciones que debería tener un proceso de esta naturaleza. El proceso, a pocos días de la jornada electoral, se hace inviable”, señaló el magistrado Luis Pérez. (Télam)