Qatar espera tener "corredores humanitarios" funcionando en los aeropuertos afganos que estén en condiciones de estar operativos, incluyendo el de la capital Kabul, en un plazo de 48 horas, indicó hoy un emisario de Doha para Afganistán.

"Esperamos que en las próximas 24 o 48 horas asistamos a la apertura de corredores humanitarios para que la ayuda humanitaria pueda entrar a través del aeropuerto de Kabul y otros aeropuertos que están operativos", declaró Mutlaq al Qahtani a la cadena Al Jazeera.

Qatar desempeñó un papel de mediador en el proceso de paz entre el Gobierno afgano y los talibanes, antes de que estos tomaran el poder el 15 de agosto.

Tras haber sido los primeros en aterrizar un avión el miércoles en el aeropuerto de Kabul, menos de 48 horas después de la retirada de las fuerzas estadounidenses de la capital afgana, el país árabe trabaja sin descanso para reanudar las operaciones en las instalaciones.

En ese sentido, la aerolínea local Ariana dijo a la agencia de noticias AFP que los vuelos nacionales se reanudarán en las próximas horas, empezando con una ruta de Mazar-i-Sharif a Kabul, tras haber obtenido "el visto bueno de los talibanes y de las autoridades de la aviación".

Pero más allá de los vuelos comerciales, urge la llegada de asistencia humanitaria: la ONU alertó que la ayuda alimentaria podría agotarse en Afganistán en el próximo mes, mientras que la OMS advirtió sobre la escasez de suministros médicos.

El aeropuerto internacional se encuentra a apenas 5 kilómetros del centro de Kabul y solo cuenta con una pista de despegue, lo que obliga a los aviones a dar vueltas por encima de la ciudad hasta quedar libre.

Su situación hace que sea vulnerable a los ataques con mortero y cohetes, y a otro tipo de ataques, como lo puso de manifiesto el grupo Estado Islámico de Khorasan (EI-K) el 26 de agosto, tras una explosión que dejó cientos de muertos. (Télam)