El presidente ruso, Vladimir Putin, llamó hoy a sus socios del Brics a asumir un papel de liderazgo en el escenario mundial para hacer frente a las "acciones egoístas" de los líderes occidentales que, con sus sanciones contra Rusia por la invasión a Ucrania, golpean la economía mundial.

"Solo con la base de una cooperación honesta y ventajosa para todos podremos encontrar salida a esta situación de crisis que golpea la economía mundial debido a las acciones egoístas y desconsideradas de algunos países", dijo Putin en el inicio de la cumbre virtual del Brics, que integra junto a Brasil, India, China y Sudáfrica.

El mandatario denunció los intentos de esos países occidentales de "servirse de mecanismos financieros para hacer que todo el mundo sea responsable de sus propios errores de política macroeconómica".

"Que los países del Brics adopten un papel de líder es hoy más necesario que nunca para elaborar una política unificadora, positiva, con el fin de crear un sistema (mundial) realmente multipolar", sostuvo en declaraciones reproducidas por la agencia de noticias AFP.

Según Putin, el grupo de naciones de economías emergentes podría contar con el apoyo de "varios países de Asia, de África y de América Latina que aspiran a llevar a cabo una política independiente".

Ayer, al intervenir ante el foro empresarial del grupo en Moscú, Putin dijo que Rusia estaba "reorientando" sus flujos comerciales y habló sobre la necesidad de elaborar con sus socios del Brics "mecanismos alternativos de transferencias internacionales" y una "divisa internacional de reserva" para reducir la dependencia con el dólar y el euro, una aspiración de larga data del Brics que parece haberse vuelto más viable y necesaria con la guerra en Ucrania.

Varias grandes empresas energéticas europeas abrieron cuentas en rublos en bancos rusos luego de que Putin lo hiciera condición para seguir importando gas ruso, después de que Estados Unidos y Europa se apropiaran de miles de millones de dólares de reservas rusas en bancos extranjeros en virtud de las sanciones.

También el presidente chino, Xi Jinping, criticó ayer las sanciones impuestas a Rusia y apuntó contra "la expansión de las alianzas militares y la búsqueda de la propia seguridad a expensas de la seguridad de otros países", en alusión a la OTAN, la alianza militar liderada por Estados Unidos, cuya constante expansión hacia el este y su pretensión de sumar a Ucrania son señaladas como las principales causas de la invasión rusa a Ucrania.

El bloque de economías emergentes Brics, constituido en 2009, agrupa a un 40% de la población global y representa cerca de un cuarto del PIB mundial.

Tres de sus miembros -China, India y Sudáfrica- se han abstenido de votar una resolución para condenar la invasión rusa contra Ucrania.

China e India tienen fuertes vínculos militares con Rusia y compran importantes cantidades de petróleo y gas.

Hace una semana, Xi expresó en una llamada a Putin su apoyo en cuestiones de "soberanía y seguridad", lo que llevó a Estados Unidos a llamar a Beijing a evitar colocarse en el "lado equivocado de la historia".

Sudáfrica, uno de los pocos países de África con influencia diplomática fuera del continente, también se ha negado a condenar la acción militar de Rusia, para salvaguardar importantes vínculos económicos. (Télam)