El presidente de Francia, Emmanuel Macron, afirmó hoy que su par ruso, Vladimir Putin, cometió un "error histórico y fundamental" al invadir Ucrania y sostuvo que ahora se encuentra "aislado", informaron medios locales.

"Yo pienso, y se lo he dicho, que cometió un error histórico y fundamental para su pueblo, para él mismo y para la historia", declaró Macron en una entrevista con el diario La Depeche du Midi.

Sobre Rusia, el jefe de Estado aseguró que "sigue siendo un gran pueblo", pero Putin "se ha aislado".

"Aislarse es una cosa, pero saber salir de ello es un camino difícil", sentenció.

Macron insistió en que "no hay que humillar" a Rusia, así el día que los combates cesen "podamos construir un camino de salida" por la vía diplomática.

La ofensiva rusa en Ucrania cumplió hoy 100 días y el dirigente galo, cuyo país ejerce la presidencia protémpore de la Unión Europea (UE), recibe una presión cada vez mayor para viajar a Kiev.

"Viajé en febrero para intentar evitar la guerra. Actualmente, no excluyo nada", dijo Macron, a quien el ministro ucraniano de Defensa, Dmytro Kuleba, urgió a que fuera antes de fines de junio.

El mandatario explicó que su país aumentará el "apoyo financiero y militar" a Kiev, a la vez que hará todo lo posible "para sacar los cereales" de Ucrania ante el bloqueo ruso que sufren los puertos ucranianos por el conflicto y que amenazan con desatar una crisis alimentaria global.

En el marco de la invasión rusa de Ucrania, Kiev minó sus puertos del mar Negro para evitar un asalto ruso y Rusia les impuso un bloqueo naval con su flota, anclada en Crimea, la península ucraniana que se anexionó en 2014.

Esta situación impide al país europeo exportar unas 22 millones de toneladas de granos, según afirmó el presidente ucraniano, Volodomir Zelenski, quien consideró que este bloqueo empeora una crisis alimentaria global a la que contribuye el aumento del precio de insumos agrícolas por la guerra.

Rusia y Ucrania producen cerca del 30% del trigo mundial.

Naciones Unidas indicó que los países africanos, entre los más vulnerables en términos alimentarios, importaron de Ucrania y Rusia el 44% de los granos que consumieron entre 2018 y 2020. (Télam)