Cientos de personas salieron hoy a protestar en Copenhague contra las medidas para combatir el coronavirus adoptadas por el gobierno danés, en particular, el llamado "pasaporte corona", que permitirá no solo viajar, sino entrar a actividades deportivas y culturales en el país.

Liderados por los "Men in Blanck Danemark", un grupo activo en Facebook de filiación indefinida, aunque con fuerte componente de grupos radicales antivacunas, negacionistas de la pandemia y sectores de la ultraderecha que desde hace más de un mes organizan encuentros similares, se reunieron frente al Parlamento para defender la "libertad de elección".

También denunciaron la "coerción" de que son objeto por la "dictadura" del confinamiento parcial vigente en Dinamarca, a causa de la pandemia, según informa la agencia de noticias ANSA.

El país otorgará un certificado electrónico de vacunación contra la Covid-19, llamado "pasaporte-corona", para poder viajar y eventualmente acceder a encuentros deportivos o culturales y a restaurantes.

Según los "Men in Black", la creación del certificado hace, de hecho, obligatoria a aplicación de la vacuna, lo que representaría una limitación a sus libertades individuales.

La manifestación, que había sido autorizada, se desarrolló en calma pero en medio de un importante despliegue policial.

Hace dos semanas, en una protesta similar, integrantes del grupo quemaron un muñeco con los rasgos de la primera ministra, Mette Frederiksen, por lo que desde entonces dos hombres se encuentran detenidos, acusados de amenazas a la premier.

En Dinamarca, negocios no esenciales, bares y restaurantes permanecen cerrados y el gobierno extendió las restricciones al menos hasta el 28 de febrero. Sin embargo, las escuelas primarias podrán reabrir mañana. (Télam)