Al menos 43 agricultores fueron asesinados hoy por presuntos yihadistas del grupo radical islámico Boko Haram cerca de Maiduguri, capital del estado de Borno, en el noreste de Nigeria, según señalaron miembros de una milicia progobierno.

"Encontramos 43 cuerpos sin vida, todos degollados, y seis personas gravemente heridas", declaró Babakura Kolo, líder de un grupo de autodefensa, citado por la agencia de noticias AFP.

El ataque se produjo en un arrozal a menos de diez kilómetros de Maiduguri, capital del estado de Borno, donde hoy se celebraron las primeras elecciones locales desde 2009, cuando Boko Haram inició su levantamiento en la región.

"Es sin duda obra de Boko Haram que opera en la región y ataca con frecuencia a los agricultores", dijo Kolo, que ayudó a evacuar a las víctimas.

Ocho agricultores están desaparecidos y se cree que han sido secuestrados por los yihadistas, afirmó otro miliciano, Ibrahim Liman.

Los cadáveres de las víctimas fueron trasladados a la aldea de Zabarmari, a dos kilómetros del arrozal, y serán enterrados mañana, según señaló un residente local, Mala Bunu, que participó en las operaciones de ayuda.

En octubre, los combatientes de Boko Haram degollaron a 22 agricultores que trabajaban en los campos cerca de Maiduguri en dos ataques separados.

Más de 36.000 personas fallecieron en actos de violencia desde el comienzo del levantamiento de Boko Haram en 2009 en el noreste de Nigeria, donde más de dos millones de personas todavía no pueden regresar a sus hogares. (Télam)