Los presidentes de Paraguay, Mario Abdo Benítez, y de Brasil, Jair Bolsonaro, inspeccionaron hoy el "Puente de Integración" que se encuentra en construcción en un área fronteriza sobre el caudaloso río Paraná, al que consideraron como un reflejo de las "excelentes" relaciones bilaterales.

"Luego de más de 55 años de la apertura del Puente de la Amistad, nuestro Gobierno está construyendo un nuevo puente internacional con el Brasil que unirá las ciudades de Presidente Franco (Paraguay) y Foz de Iguazú (Brasil) y dinamizará la economía de la Triple Frontera", señaló el presidente Abdo en su cuenta de la red Twitter.

Este puente "es un testimonio del casamiento perfecto entre Brasil y Paraguay y fruto de las excelentes relaciones entre sus dos Gobiernos", manifestó Bolsonaro.

El encuentro se desarrolló brasileño de la zona de las Tres Fronteras, a escasa distancia del límite con Paraguay y la Argentina.

Abdo y Bolsonaro verificaron los avances de las obras del bautizado "Puente de Integración", con costo de 84 millones de dólares y financiado por la firma binacional Itaipú, que administra la hidroeléctrica de igual nombre y condominio mutuo, situada 20 km aguas arriba, informó la agencia de noticias AFP.

Abdo remarcó que la nueva infraestructura "es un sueño anhelado que además de convertirse en una conexión vial de envergadura, descongestionará el tráfico (del Puente de la Amistad) y dinamizará la economía de la Triple Frontera".

Luego de la inspección de la obra, ambos gobernantes mantuvieron una reunión privada en un hotel de Foz.

La de hoy fue la tercera reunión que ambos mandatarios tuvieron desde que comenzaron las obras en diciembre de 2019.

Las ciudades Presidente Franco y Foz de Iguazú forman parte de la Triple Frontera entre Paraguay, Brasil y Argentina con su vecina Puerto Iguazú, y el nuevo puente facilitará la comunicación entre ellas.

Se trata de la tercera conexión vial con Brasil sobre el Paraná.

La obra, que pese a la pandemia del coronavirus no sufrió interrupciones, tiene 760 metros de largo y está sostenida por dos columnas principales de 174 metros de altura y un espacio entre los dos pilares de 470 de ancho y más de 60 metros de alto por donde pasa el cauce de navegación.

Ambos gobiernos también encaran un cuarto puente, Carmelo Peralta-Puerto Murtinho a 600 kilómetros al norte de Asunción sobre el río Paraguay, que comenzará a construirse en 2021.

La red vial es conocida como ruta bioeceánica para unir el Atlántico brasileño con los puertos chilenos del Pacífico. (Télam)