“No soy médico” le dijo hoy el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, a modo de excusa a un hombre que irrumpió en un acto oficial donde estuvo el mandatario, y con desesperación le exigió a las autoridades estatales que garanticen los medicamentos gratuitos para su hermano, internado en terapia intensiva a causa de la Covid-19.

Entre lágrimas y desesperación, Rubén Oviedo interrumpió el acto de inauguración de un parque sanitario en la IV región sanitaria, en Villarica, capital del departamento de Guairá, encabezado por el mandatario Abdo Benítez y el vicepresidente, Hugo Velázquez.

El hombre les exigió a las autoridades del Ministerio de Salud mayor asistencia al señalar que la internación de su hermano, Adalberto Oviedo, conlleva un gasto enorme.

“Estoy clamando ayuda, mi hermano está por morir y yo me siento impotente y los políticos no nos hacen caso. Mi hermano está en la última etapa. No tengo más plata, no tengo nada más, soy pobre”, señaló el ciudadano, taxista de Villarica.

Oviedo agregó que los medicamentos cuestan más de 800.000 guaraníes (unos 10.242 pesos argentinos) y agregó que “esto es recién el comienzo, ayúdenme por favor, necesitamos respuestas en esta difícil situación”.

La respuesta del mandatario fue: “No soy médico de acá, no sé qué insumos faltan”. Acto seguido, se dio la vuelta y se retiró, según el diario local ABC.

Sin embargo, el medio Última Hora agregó que Abdo, consultado ante la situación, indicó que pedirá a los encargados que asistan al hombre.

“Si hay un costo, avisame. Yo voy a cubrir”, agregó el mandatario.

El caso de Oviedo es uno de tantos. Según Última Hora, unas 40.000 personas recurren a elevadísimos gastos en salud, a pesar de que el sistema público debería velar por la protección económica equitativa de las personas aquejadas por problemas de salud.

Recientemente, una familia gastó 42 millones de guaraníes en medicamentos e insumos hospitalarios por un allegado con coronavirus en un hospital público, según el portal del medio paraguayo.

El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, indicó que el Estado gasta 15 millones de guaraníes diarios por un paciente en terapia intensiva.

No obstante, aseguró que se interiorizará sobre la situación de Oviedo.

Desde el inicio de la pandemia, Paraguay acumula un total de 134.482 casos confirmados y 2.751 fallecidos, según datos del Ministerio de Salud. (Télam)