El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, está "recuperándose muy bien" del coronavirus, informó hoy la ministra de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

"Ha estado en confinamiento, se encuentra fuerte y recuperándose muy bien", sostuvo hoy Sánchez Cordero, quien desde ayer sustituye al mandatario de 67 años, en su habitual conferencia matutina, mientras este se recupera en aislamiento, pero trabajando.

Está "optimista, fuerte", añadió Sánchez, desde el Palacio Nacional, y remarcó que López Obrador continúa atendiendo sus funciones e interviene en "algunas de las decisiones más importantes".

López Obrador anunció el domingo a la noche que había dado positivo en coronavirus, pero ayer mantuvo su agenda y dialogó por teléfono con su par ruso, Vladimir Putin, con quien selló un compromiso para comprar 24 millones de dosis de la vacuna Sputnik V.

La ministra indicó que los detalles sobre la salud de López Obrador se mantienen en reserva, pues son "datos sensibles" dada su condición de jefe de Estado, informó la agencia de noticias AFP.

El mandatario, quien sufrió un infarto en diciembre de 2013 y es hipertenso, afirmó el domingo que sus síntomas eran leves.

Ese fin de semana había tenido tres actos públicos en el norte del país.

A lo largo del año pasado, López Obrador ha sido criticado por relativizar la efectividad del cubrebocas para prevenir los contagios y solo lo ha usado en contadas ocasiones, como cuando visitó al entonces presidente estadounidense, Donald Trump, en Washington en julio pasado.

Sin embargo, reconoce la gravedad de la crisis y aseguró que su mayor desafío es enfrentar adecuadamente la pandemia, que ya dejó 150.273 muertos y 1,7 millones de contagiados en el país.

En las últimas 24 horas, México reportó 8.521 contagios de la Covid-19 y 659 fallecidos, según la base de datos de la Universidad Johns Hopkins. (Télam)