El Consejo de Administración de la represa de Itaipú se reunirá mañana y la chance de que se analice una nueva reducción del precio de la energía exportada por Paraguay a Brasil generó acusaciones desde la oposición y un reclamo de “un debate nacional” previo de parte del Senado paraguayo, donde el oficialismo tiene mayoría.

El director paraguayo de Itaipú, Manuel María Cáceres, en tanto, explicó que no está resuelta la baja de la tarifa, porque se sigue negociando, desde un costado técnico, “lo mejor para el país”.

Legisladores de varios partidos reunidos en Itaipú Causa Nacional denunciaron que el Gobierno de Mario Abdo Benítez está al borde de una nueva “traición a la Patria” al decidir “regalar” a Jair Bolsonaro unos 168 millones de dólares, que es la cifra que, se estima, perderá Paraguay si se concreta la baja.

La diputada por Encuentro Nacional (PEN) Kattya González advirtió que las autoridades del lado paraguayo “van a violentar condiciones establecidas en el tratado de Foz de Iguazú que establece que el precio de la energía generada por Itaipú debe ser justo”.

“El Brasil tiene clara sus pretensiones de pagar la tarifa lo más baja posible, y llevar la energía que Paraguay no consume, porque la sustitución de su energía es elevada. Ellos pactarán la venta de energía con otros países a un costo muy superior”, dijo.

La diputada tenía puesta, como gesto irónico, una camiseta de la selección brasileña y tras pedirle a los funcionarios del Gobierno de Abdo Benítez que se pusieran “la albirroja”, se sacó la amarilla para mostrar que tenía debajo la del representativo guaraní.

Click to enlarge
A fallback.

Por su parte, el diputado del Parlasur Ricardo Canese reseñó que Paraguay ya vende sus excedentes a un precio muy bajo con relación a los valores de mercado.

“Se está entregando una energía por debajo del costo del mercado. Brasil vende energía de Itaipú a 197 dólares el MW a empresas argentinas y uruguayas. La situación es que Brasil no puede prescindir de la energía, pero nos paga solo 54 dólares por MW por la energía que reexporta y no nos permite exportar la energía a precio de mercado”, explicó.

La organización convocó a un “tuitazo” con la etiqueta #EnergiaAPrecioDeMercadoYa para esta misma tarde y a una movilización frente a la sede de Itaipú en Asunción para mañana.

También Cáceres, representante de Paraguay en Itaipú, dio una conferencia para dar por hecho que el precio no se decidirá mañana, sino recién en diciembre y remarcó que ninguna decisión será secreta.

“No vamos a esconder nada. El tema sigue en negociación y no como se ha publicado que mañana los consejeros de Itaipú van a aprobar una tarifa para el 2022. Esta situación se viene negociando actualmente. Hay un equipo negociador de muy alto nivel”, aseguró el funcionario.

El Senado, en tanto, aprobó un proyecto de declaración que insta al Poder Ejecutivo y a Itaipú a no tomar decisiones sobre la tarifa y abrir “un debate nacional”, y exhorta a transmitir en vivo las sesiones del Consejo de Administración de la empresa.

La Represa Binacional de Itaipú es la mayor hidroeléctrica del mundo por volumen de producción y desde 2019 el Gobierno de Benítez está bajo la mirada de la oposición, que advierte que existen negociaciones y cláusulas secretas.

A mitad de ese año Abdo Benítez y su vice, Hugo Velázquez, se salvaron de un pedido de juicio político gracias a la mayoría oficialista del Congreso, después de varias jornadas de protestas callejeras por un acuerdo secreto con Brasil también sobre la represa.

Brasilia y Asunción decidieron, después del escándalo y las denuncias, dejar sin efecto el acuerdo y renegociar las condiciones, pero el tema provocó la salida del cargo del entonces canciller Luis Casstiglioni. (Télam)