El primer ministro de Portugal, António Costa, consideró hoy que el país superó ya el pico de la segunda ola de contagios de coronavirus, pero advirtió que aún es necesario mantener las actuales medidas restrictivas para "consolidar" la tendencia descendente.

Portugal presentó en noviembre sus peores datos de toda la pandemia y Costa remarcó que "ahora es momento de seguir haciendo el esfuerzo".

El premier, citado por la agencia de noticias española Europa Press, admitió que en algunos casos "cuesta mucho" seguir medidas, pero insistió en que estas "son absolutamente necesarias".

"Es necesario consolidar los resultados y no podemos aliviar la situación", reiteró Costa, quien ponderó que Portugal avanza por el "buen camino" y aspira a llegar a la Navidad con la tasa de contagios "debidamente controlada", a la espera de una campaña de vacunación cuyos detalles se conocerán el próximo sábado.

El país luso registró más de 3.700 nuevos contagios en las últimas 24 horas y acumula hasta hoy 307.618, mientras que los decesos aumentaron a 4.724, 79 más que la víspera, según la Dirección General de Salud. (Télam)