La Policía de Colombia investiga 228 "presuntas faltas disciplinarias" en el marco de la represión al Paro Nacional, unas protestas masivas que movilizaron a decenas de miles de personas en todo el país entre el 28 de abril y el 15 de junio.

La información, publicada en Twitter por la Policía, sale a la luz pocos días antes del 20 de julio, cuando hay convocada otra marcha que coincide con la instalación de la nueva legislatura del Congreso.

De acuerdo con el reporte, las investigaciones son por abuso de autoridad (108), homicidio (16, si bien la Fiscalía de Estado admitió 20 y las organizaciones sociales hablan de 60), agresiones físicas (45), lesiones personales (25) y otras conductas (34).

El informe da cuenta igualmente de la muerte de tres policías en el contexto de las movilizaciones masivas que tuvieron lugar del 28 de abril al 15 de junio en Colombia.

El reporte policial da cuenta, además, de 1.587 uniformados lesionados, la afectación de "734 bienes policiales" y la captura de 1.555 personas.

De acuerdo con el mismo documento, hubo "7.872 concentraciones" en todo el país, informó la agencia de noticias Sputnik.

La semana pasada, el Comité Nacional del Paro (CNP) ratificó para el martes 20 “una gran movilización pacífica en todo el país para exigir del Gobierno nacional y de sus mayorías en el Congreso una respuesta a la grave crisis humanitaria, social, económica y política”.

Aseguró que “continuará defendiendo la vida, la paz, la democracia y los derechos, persistirá en la exigencia de las garantías para el ejercicio de la protesta pacífica” y movilizará el 20 en todo el país, también para acompañar la presentación “con un número importante de congresistas” de varios proyectos sobre puntos del pliego de emergencia.

En los dos meses de paro con protestas en las principales ciudades, las cifras oficiales señalan que hubo una veintena de fallecidos, pero para las organizaciones de derechos humanos los muertos fueron más de 80 y cientos los heridos.

Tanto organizaciones nacionales de Derechos Humanos, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), han registrado casos de abuso policial en las marchas de Colombia.

El CNP, que agrupa a decenas de organizaciones sociales, sindicales y universitarias, se volcó a las calles para rechazar una reforma tributaria que luego fue retirada por el Gobierno, pero las marchas se sostuvieron en otras demandas y en el rechazo a la represión de la Policía a las protestas. (Télam)