La Unión Europea (UE) instó a los países miembros a proporcionar fondos de ayuda a los consumidores y las pequeñas empresas más afectadas por el gran aumento de los precios del gas y la electricidad, mientras críticos dicen que las políticas de lucha contra el cambio climático del bloque alimentan el problema.

En los últimos días, Francia y España lideraron los llamados a la UE para cambiar las reglas que rigen los mercados energéticos del bloque europeo a medida que el aumento de los precios hace aumentar las facturas de servicios públicos ya elevadas y sube la presión sobre muchas personas que ya están muy afectadas por la pandemia del coronavirus.

La urgencia de la UE por lidiar con el creciente valor de la energía creció un poco más luego de que el precio del gas en Europa registró hoy subidas récord de más del 25% debido a la fuerte demanda ante la cercanía del invierno, sobre todo en Asia, pero también a una oferta y reservas limitadas en todo el mundo.

"La subida de los precios de la energía en Europa es realmente única", dijeron analistas de la empresa europea de servicios financieros Société Générale a la agencia de noticias AFP.

"Nunca se había visto que los precios de la energía aumentaran tanto y tan rápidamente", agregaron.

La comisaria de Energía de la UE, Kadri Simson, dijo hoy que "brindar apoyo específico a los consumidores, pagos directos a los que corren mayor riesgo de pobreza energética, recortar los impuestos sobre la energía, cambiar los cargos a los impuestos generales, son todas medidas que pueden tomarse muy rápidamente bajo las reglas de la UE", informó la agencia de noticias Europa Press.

Click to enlarge
A fallback.

“La prioridad inmediata debería ser mitigar los impactos sociales y proteger a los hogares vulnerables, asegurando que la pobreza energética no se agrave”, manifestó Simson durante una intervención en el Parlamento Europeo, en su sede de Estrasburgo, Francia.

Asimismo, agregó que las empresas "pueden recibir ayudas estatales o facilitando acuerdos de compra de energía a más largo plazo".

La UE de 27 países importa alrededor del 90% de sus necesidades de gas natural, en comparación con Estados Unidos, que produce el suyo propio y donde los precios son más bajos.

Simson adelantó que la rama ejecutiva de la UE que ella integra, la Comisión Europea, presentará la próxima semana una "caja de herramientas" de medidas a corto y mediano plazo para que los países las tomen.

Algunos países están interesados ​​en establecer una reserva estratégica de gas para su uso en emergencias.

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, apuntó a las políticas del "Green Deal" ("Acuerdo Verde") de la comisión para combatir el cambio climático, que apuntan a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 55% para 2030 en comparación con los niveles de 1990 y hacer que el bloque comercial sea neutral en carbono para 2050.

“La razón por la que subieron los precios es culpa de la comisión. Entonces, tenemos que cambiar algunas regulaciones, de lo contrario todos sufrirán”, aseguró Orban a los periodistas en Eslovenia, donde se encuentra para participar en la cumbre entre la UE y los Balcanes Occidentales que comenzó hoy.

Calificó al Green Deal como un "impuesto indirecto" sobre los propietarios de viviendas y automóviles.

Pero el vicepresidente ejecutivo de la comisión, Frans Timmermans, alegó que la ley climática es el principio rector de la UE y que esa ley "no se tocará".

"Cuanto más rápido aumentemos nuestras fuentes de energía renovable, más rápido podremos proteger a nuestros ciudadanos contra los aumentos de precios en el área de la energía tradicional", agregó Timmermans.

Por su parte, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, instó hoy en declaraciones a la prensa desde el Palacio de Congresos de Brdo Pri Kranju, también en Eslovenia, a actuar con "audacia" y "contundencia" para contener el alza de las tarifas energéticas causada por el encarecimiento de las materias primas.

“Estamos ante una crisis sin precedentes que requiere la adopción de medidas extraordinarias, innovadoras y firmes”, dijo Sánchez.

El mandatario español señaló que la UE debe "hacer una compra colectiva de gas" y revisar el sistema de fijación de precios de la electricidad, que, según él, está socavando el uso de energía renovable.

Recientemente el Gobierno de España pidió tanto al Consejo Europeo como a la Comisión Europea tener un debate en materia energética para evaluar dos propuestas: la posibilidad de emprender compras conjuntas de gas y una posible reforma en el sistema de fijación de precios de la electricidad, tal y como se hizo con la compra centralizada de vacunas por parte de la Comisión Europea.

(Télam)