El Reino Unido está sufriendo retrasos en la entrega de vacunas contra la gripe debido a la escasez de conductores de camiones atribuida en buena parte al Brexit y la pandemia de coronavirus, justo cuando las autoridades sanitarias advirtieron que se avecina una epidemia del virus.

Las citas de vacunación tuvieron que posponerse después de que el grupo Seqirus, el mayor proveedor de vacunas contra la gripe en el Reino Unido, anunciara retrasos de hasta dos semanas en la entrega en Inglaterra y Gales, alegando "dificultades imprevistas relacionadas con los retrasos en el transporte de mercancías por ruta", informó la agencia de noticias AFP.

El Reino Unido se enfrenta desde hace semanas a una escasez inédita de camioneros, que las autoridades atribuyen en parte a la reticencia de las empresas de transporte y sus trabajadores de operar en el país ante las nuevas trabas aduaneras por Brexit, la salida de la isla de la Unión Europea (UE).

Pero además se suma la baja temporal de aquellos conductores que dieron positivo por coronavirus o que tienen que estar aislados por ser contacto estrecho de una persona contagiada.

Esta falta de conductores ya causó problemas de abastecimiento en supermercados, cadenas de comida rápida e incluso de bares, mientras que el servicio público de salud sufre la escasez de tubos de ensayo.

Más de 35 millones de personas son el objetivo de la campaña de vacunación contra la gripe que se iniciará en septiembre, incluidos los mayores de 50 años y los alumnos de primaria y secundaria.

Las autoridades sanitarias temen una fuerte epidemia de gripe este invierno boreal, después de los bajos niveles de contaminación del año pasado atribuidos al confinamiento.

"Sabemos que cuando los niveles de circulación de la gripe son bajos el año anterior, a menudo tenemos altas tasas de infección al año siguiente, por lo que es muy posible que tengamos muchos casos de gripe este año", explicó a la BBC el sábado el profesor Anthony Harnden, vicepresidente del JCVI, el comité científico que supervisa las campañas de vacunación. (Télam)