Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos durante el mandato del presidente Donald Trump, afirmó que este le ordenó que "callara la boca" sobre el origen y el avance del coronavirus en China tras recibir presiones del mandatario del país asiático, Xi Jinping.

"Mike, ese maldito tipo te odia", reveló Pompeo que le dijo Trump tras mantener en marzo de 2020 una llamada telefónica con Xi en la que el líder chino cuestionó que el secretario de Estado hiciera públicas teorías conspirativas sobre el origen y la propagación del virus.

Así lo describe Pompeo en su libro de memorias "Never Give an Inch" ("Nunca cedas ni un centímetro") que se publicará la semana que viene, pero al que tuvo acceso el portal estadounidense de noticias Semafor.

Ese llamamiento de Trump se habría producido apenas unos días después de que Pompeo sembrase la duda sobre la gestión del coronavirus en China y acusase a Beijing de haber "retrasado" repetida y deliberadamente el flujo de información sobre la enfermedad.

De acuerdo con el que fuera máximo representante de la diplomacia estadounidense, Xi habría reprochado a Trump que estas declaraciones ponían en peligro los primeros avances el acuerdo comercial en ciernes entre ambas potencias.

Tras esta queja de Xi, Trump recriminó a Pompeo que estaba poniendo "a todos en riesgo" al hacer enfadar a Xi, especialmente porque en aquel tiempo Estados Unidos requería de los equipos de protección que adquiría de China.

"Para, por el amor de Dios", le rogó el mandatario.

Finalmente, Pompeo apunta que en ese momento "honró" el deseo de Trump, pero defiende que en todo momento "dijo la verdad" sobre China y la gestión de la pandemia.

"Necesitábamos equipos de salud y estábamos a merced de China.Trabajé para el presidente", apuntó el exsecretario de Estado en sus memorias, según la agencia de noticias Europa Press. (Télam)