El Gobierno de Polonia anunció hoy nuevas restricciones, entre ellas el cierre de jardines de infantes y guarderías, al estar atravesando "el peor momento de la pandemia" y luego de reportar un nuevo récord de casos de coronavirus.

Ante una sobrecarga extrema del sistema sanitario, el país europeo también cerrará, desde el sábado, grandes establecimientos comerciales como corralones de materiales para la construcción, y peluquerías durante dos semanas, anunció el primer ministro.

También se limitará la cantidad de personas que pueden entrar a los negocios, dijo el jefe de Gobierno, Mateusz Morawiecki, en declaraciones a periodistas.

"Polonia está en el peor momento de la pandemia", dijo el premier, que agregó que los centros de salud están "al límite", informó la agencia de noticias estatal PAP.

"Necesitamos controlar esta tercera ola para poder estar mejor dentro de dos o tres semanas", agregó, e hizo hincapié en la necesidad de reducir la movilidad en los próximos días pese a lo "difícil" que resulta esta decisión para muchas personas.

Más temprano, el Ministerio de Salud polaco anunció 34.151 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas, un dato diario sin precedentes desde el inicio de la pandemia.

Polonia, de casi 38 millones de habitantes, acumula más de 2,15 millones de contagios y 50.860 muertos por el virus, 520 más que ayer, dijo el Ministerio.

Hungría, por su parte, informó hoy un récord de 252 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, lo que elevó a casi 19.000 el total en esa nación de menos de 10 millones de habitantes.

Restricciones adicionales vigentes desde el 8 de marzo no han dado aún resultados, con cifras de casos y hospitalizaciones que siguen superando los picos previos de diciembre y hospitales que han advertido de creciente sobrecarga en las salas de terapia intensiva.

El Gobierno evalúa extender la educación remota para la escuela primaria más allá del límite previsto del 7 de abril para tratar de achatar la curva del país, que en las últimas dos semanas tuvo el índice de muertes por 1 millón de habitantes más alto del mundo.

"Está fuera de discusión que el sistema (de educación) digital siga vigente todo el año escolar, pero seríamos algo optimistas si pensáramos que la apertura del 7 de abril está grabada en piedra", dijo el secretario de Estado Zoltan Maruzsa al diario Magyar Nemzet.

En Países Bajos, en tanto, conversaciones iniciadas esta semana para formar Gobierno fueron suspendidas hoy tras confirmarse el contagio de coronavirus de un segundo miembro del Gobierno saliente, la ministra del Interior, Kajsa Ollongren.

La ministra, una de las líderes de las conversaciones, había acudido al Parlamento hoy pero terminó yéndose de forma abrupta tras confirmarse su positivo, que se suma a otro previo de una viceministra que ya había obligado a realizar pruebas al gabinete.

Se espera que las conversaciones, que siguen a las elecciones de la semana pasada, duren unas tres semanas.

El partido conservador Partido Popular por la Libertad y la Democracia (VVD), del primer ministro en funciones, Mark Rutte, fue el más votado en los comicios, pero deberá trabar alianzas con otras formaciones para tener mayoría en el Parlamento.

(Télam)