El gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) de Bolivia impuso hoy su mayoría para cambiar el orden del día y designar en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) a su candidato, Pedro Callisaya, como nuevo Defensor del Pueblo, en una agitada sesión con gritos y acusaciones de parte de la oposición.

Callisaya obtuvo 95 votos a favor y hubo dos en blancos, pero el dato central es que se registraron 34 ausentes, 16 de ellos porque asistieron a los actos el aniversario de Santa Cruz, a partir de lo cual el MAS consiguió los dos tercios que necesitaba para nombrar al funcionario.

En intentos anteriores, Callisaya había logrado 92 votos en una votación, 99 en otra y 97 en otra, pero la totalidad de los legisladores presentes significaba que esa cifra no alcanzaba.

El MAS tiene mayoría en ambas cámaras, pero no los dos tercios que son requeridos para decisiones clave.

La sesión había sido convocada para discutir las observaciones del Ejecutivo a dos leyes, pero un diputado oficialista propuso cambiar el orden del día para incluir la elección del Defensor, lo que fue respaldado por la mayoría del MAS.

El debate derivó entonces a gritos de los opositores, insultos y amenazas, y algunos legisladores hasta llegaron a la mesa de conducción de la Asamblea.

“No vamos a ser partícipes de un nuevo fraude del MAS; es un atentado a la democracia de los bolivianos y de varios cruceños que no están en sesión. Rechazamos esta sesión ilegal y viciada. Una vez más el MAS viola la democracia y activa su régimen dictatorial”, manifestó la diputada Marioly Morón, de Creemos.

Su par Luisa Nayar, de Comunidad Ciudadana (CC), advirtió que quienes facilitaron la maniobra “deberán asumir su responsabilidad” y denunció que el MAS “perpetra un golpe a la democracia y a la Constitución Política del Estado”.

Ante los reclamos de la oposición, el ministro de Justicia, Iván Lima, afirmó que artículo 76 de la Cámara de Diputados permite cambiar el orden del día, en una respuesta a la queja del expresidente Carlos Mesa.

“Reglamento General Diputados, artículo 76 establece la posibilidad de cambiar el orden del día. Decir que algo es ilegal solo muestra el desconocimiento de las reglas de la democracia. Solo le quedó mentir y justificar a sus asambleístas que no van a trabajar”, enfatizó Lima.

Callisaya había logrado en el proceso de selección el puntaje más alto de todos los candidatos. Trabajó antes en la Defensoría del Pueblo, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, fue vocal del Tribunal de Justicia de La Paz y director de Derechos Reales, reportaron los sitios de Página Siete y las redes Fides y Erbol. (Télam)