El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció hoy el envío al Congreso de un proyecto de ley para reformar el sistema de pensiones, una modificación que es criticada como "insuficiente" por la oposición en la previa de que el Poder Legislativo debata sobre un nuevo retiro del 10% de los ahorros previsionales como medida de ayuda en medio de la pandemia del coronavirus.

El mandatario aseguró que la iniciativa que presentará propone "aumentar la pensión básica solidaria a 177.000 pesos mensuales (casi 230 dólares), para que todos los jubilados de Chile tengan pensiones sobre la línea de la pobreza".

Además, la iniciativa extendería "la cobertura del aporte previsional solidario desde el 60% actual al 80% de los pensionados de Chile", así como “establecer que la cotización previsional y el seguro de invalidez y sobrevivencia de las personas desempleadas sean cubiertos por el seguro de cesantía”.

Para el presidente Piñera "estas propuestas favorecen especialmente a las mujeres, a la clase media y a los trabajadores con lagunas previsionales, y mejoran las pensiones de casi 2 millones de compatriotas".

El mandatario aseguró que "mientras algunos quieren reducir las pensiones, nosotros queremos aumentarlas, protegiendo así la calidad de vida de los jubilados durante su tercera edad".

Sin embargo, el anuncio de Piñera fue criticado por la oposición y catalogado como "insuficiente para vivir en Chile" por el candidato presidencial de Apruebo Dignidad, el diputado Gabriel Boric.

"La reforma aprobada en 2019 ya se había acordado que durante 2021 se iba a llegar a los 167.000 pesos de la pensión básica solidaria", recordó Boric a CNN Chile, rematando que "sea 167.000 ó 177.000 pesos, sigue siendo insuficiente para vivir en Chile".

Por su parte, el candidato propone "aumentar la cobertura de la pensión básica solidaria a un 95% de la población y que llegue a un colchón de 250.000 pesos para que, sobre eso, con el pilar contributivo podamos tener pensiones dignas para todos los chilenos y chilenas".

El candidato de izquierda, ganador de las primarias legales del 18 de julio, aseguró que "nuestro modelo es sin AFP (Administradoras de Fondos de Pensiones), creemos que las AFP son un negociado que no está a la altura de las pensiones que merecen los chilenos y chilenas y ahí tenemos una diferencia con el actual Gobierno".

El jueves, la Sala de la Cámara de Diputados tiene previsto debatir y votar el proyecto de ley que permitiría un cuarto retiro del 10% de fondos de las cuestionadas AFP como medida para ayudar a los más afectados por la pandemia.

Los retiros previsionales han generado, cada vez que se reaviva el debate, una crisis al interno del Gobierno por tener un sector que lo apoya (y ha votado a favor en ocasiones anteriores) y otro que lo rechaza y propone otras iniciativas de apoyo social y económico a la población, recordaron medios locales.

Estos retiros del 10% han sido la principal bandera de la oposición (mayoría en Diputados) para hacer llegar apoyos a cesantes desde que inició la crisis sanitaria. (Télam)