El presidente de Chile, Sebastián Piñera, promulgó hoy las reformas a la Ley de Control de Armas aprobadas ayer por el Congreso después de 14 años de discusión, que endurecen la legislación en materia de tenencia, compraventa y uso de armas de fuego.

"Es un día importante para Chile porque hoy vamos a promulgar una nueva Ley de Control de Armas que va a mejorar la seguridad, la tranquilidad de todas las familias, porque esta ley va a permitir fortalecer el control de las armas de fuego y también de las municiones, y en consecuencia hará que las familias puedan vivir con mayor libertad y con mayor tranquilidad", destacó Piñera.

Para el mandatario, la norma que regía hasta ahora "no daba el ancho para los desafíos que se enfrentan actualmente".

Entre los cambios a la Ley N°17.798, se califica como elementos prohibidos las armas adaptadas, de fogueo o juguete y de silenciadores.

Se controlará además a los lugares donde se practica con armas o se realizan deportes con ellas, y habrá un registro de quienes adquieran o realicen transferencias de armas.

También se deberá informar quienes toman cursos y obtengan títulos sobre manejo y se hará un análisis de trazabilidad cuando se inscriba por primera vez un arma en la Dirección General de Movilización Nacional (DGMN), entre otros puntos.

Click to enlarge
A fallback.

La venta de municiones a personas no autorizadas estará penada y se crea el delito de "adulteración, alteración, borrado o destrucción del sistema de trazabilidad complementario de las armas", reportó el sitio web del diario La Tercera.

Las penas para quienes entreguen armas a menores de edad aumentan a un rango de entre 541 días y hasta 5 años de presidio. (Télam)