El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció hoy que recurrirá al Tribunal Constitucional (TC) para impugnar el proyecto de ley que recibió anoche media sanción en el Congreso, destinado a permitir un tercer retiro de 10% de los fondos personales del sistema privado de jubilaciones como medida para ayudar a las personas más afectadas por la pandemia.

"Los diputados y senadores cuando asumen sus cargos, prometen o juran respetar la Constitución, en consecuencia, como Gobierno vamos a cumplir con ese deber siempre y de ser necesario lo haremos ante el Tribunal Constitucional", anunció el mandatario en una conferencia de prensa apenas horas después de que una mayoría aprobara el proyecto de ley.

Piñera señaló que presentará un informe a la corte sobre la inconstitucionalidad de la iniciativa, al argumentar que los congresistas no pueden legislar sobre materia de pensiones si no cuentan con el respaldo del Gobierno, reportó la agencia de noticias rusa Sputnik, en momentos en que el país reporta más de 1,1 millones de casos y casi 25.000 muertes por coronavirus.

Piñera nunca apoyó la posibilidad de retirar parte de las pensiones, pero promulgó las anteriores medidas porque se trataba de un fuerte pedido popular, que resonó en la clase política con especial fuerzas tras las multitudinarias protestas.

Según el mandatario, los retiros no son una buena medida para que las personas enfrenten la crisis económica y sanitaria, y aseguró que las ayudas y bonos entregados por su Gobierno son más útiles para la población.

Un argumento rechazado por la la oposición -mayoría en Diputados-, que volvió a impulsar el proyecto por considerar que los programas de ayudas sociales creados por el Gobierno fueron insuficientes para ayudar a los más afectados, su principal crítica de la gestión de la pandemia.

El proyecto de ley recibió media sanción anoche en la Cámara de Diputados con 120 votos a favor, 18 en contra y dos abstenciones, y se espera que la próxima semana sea debatido en el Senado.

Este tercer retiro del 10% mantiene incluso dividido al oficialismo ya que varios parlamentarios oficialistas votaron a favor a pesar del rechazo del Gobierno.

La medida, en cambio cuenta con apoyo popular: un 77% de los chilenos quieren tener esa posibilidad, según un estudio realizado por la encuestadora Tu Influyes a comienzos de abril. (Télam)