Piedad Cordoba juró hoy como senadora de Colombia en un sanatorio de Medellín, donde llevaba varios días internada por una infección, motivo por el cual no había podido cumplir ese trámite el miércoles pasado, cuando lo hicieron los demás legisladores electos.

Lo anunció el presidente del Senado, Roy Barreras, quien subrayó que de ese modo se cumplió lo dispuesto por la Constitución.

“Cumpliendo con la Constitución y la ley, y a petición de sus hijos, he juramentado a la senadora electa Piedad Córdoba en su lugar de hospitalización”, dijo Barreras esta tarde en Twitter.

Córdoba, de 67 años y electa senadora en marzo pasado, fue apartada de la campaña electoral del Pacto Histórico, el partido del presidente electo Gustavo Petro, en abril, después de que fuera acusada de especular con la liberación de rehenes de las FARC.

Asimismo, en mayo fue retenida por algunas horas en el aeropuerto de Tegucigalpa, Honduras, luego de que se le encontraran 68.000 dólares que no había declarado.

Por esos motivos, medios colombianos especularon con la posibilidad de que la legisladora no asumiera su banca.

“Las diferencias políticas no serán en ningún caso motivo para negar derechos constitucionales y legales; garantías para todos”, argumentó hoy Barreras.

La parlamentaria fue internada el martes pasado, después de que se descompensara, aparentemente como consecuencia de secuelas de su reciente contagio de Covid-19. (Télam)