La agencia de noticias francesa AFP pidió hoy que se abra una investigación policial después de que el fotógrafo sirio Ameer al Halbi resultara herido durante la manifestación de ayer en París contra una polémica ley y contra la violencia policial.

"Estamos chocados por las heridas sufridas por nuestro colega Ameer al Halbi y condenamos esta violencia no provocada", dijo hoy Phil Chetwynd, director de AFP.

Chetwynd subrayó que en el momento de los hechos, Al Halbi "ejercía su derecho legal a documentar, como fotógrafo, las protestas en las calles de París" y que se encontraba "con un grupo de compañeros que estaban claramente identificados como periodistas".

Al Halbi, de 24 años, vive en Francia desde hace tres y cubría como fotógrafo independiente la manifestación de ayer en la plaza de la Bastilla.

Decenas de miles de personas salieron a las calles en una jornada llamada "Marcha de las Libertades", en la que se protestó contra un controvertido proyecto de ley sobre seguridad, considerado como una mordaza por sus detractores, y contra la violencia de la policía.

"Pedimos a la policía que investigue este grave incidente y garantice que todos los periodistas estén autorizados a realizar su trabajo sin miedo ni restricciones", agregó Chetwynd.

Ameer al Halbi, fotógrafo independiente que recibió varios premios por sus imágenes de Siria difundidas por la agencia francesa, resultó gravemente herido en el rostro por un "porrazo", según la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF), que denunció una violencia policial "inaceptable".

Al mismo tiempo, la revista Polka Magazine, con la que el fotógrafo colabora también, expresó hoy "su firme indignación ante la agresión policial que sufrió".

"El porrazo que le provocó las heridas en el rostro tenía por blanco deliberado a un fotoperiodista que ejercía libremente su oficio", manifestó en un comunicado Alain Genestar, director de la publicación.

Al Halbi, que ganó varios galardones internacionales, entre ellos el segundo premio de la categoría "Spot News" del World Press Photo en 2017, cubrió para la AFP la guerra en Alepo, su ciudad, en el norte de Siria. (Télam)