El presidente de Colombia, Gustavo Petro, afirmó hoy que “el fascismo” decidió “dar un golpe” en Brasil, donde cientos de simpatizantes del exmandatario Jair Bolsonaro atacaron las sedes del Congreso, el gobierno y la corte suprema, y reclamó la aplicación de la Carta Democrática Interamericana.

“Toda mi solidaridad a (el presidente Luiz Inácio) Lula (da Silva) y al pueblo de Brasil; el fascismo decide dar un golpe; las derechas no han podido mantener el pacto de la no violencia”, dijo Petro esta tarde en Twitter.

El mandatario colombiano subrayó que “es hora urgente de reunión de la OEA (Organización de Estados Americanos) si quiere seguir viva como institución y aplicar la Carta Democrática” Interamericana.

“Propusimos que se fortaleciera el sistema interamericano de derechos humanos aplicando las normas vigentes y ampliando la carta a los derechos de la mujer, ambientales y colectivos, pero la respuesta son golpes parlamentarios o golpes violentos de la extrema derecha”, agregó Petro. (Télam)