El Gobierno de Colombia reforzó la seguridad del candidato a la presidencia por el Pacto Histórico, Gustavo Petro, que a comienzos de semana denunció un plan para matarlo de un grupo paramilitar, por lo que el aspirante de la alianza de izquierda retomará su campaña con vistas a las elecciones del 29.

La decisión del Ejecutivo de reforzar el esquema de seguridad de Petro y de armar dispositivos de seguridad en sus actos fue adoptada tras una reunión que el mismo exalcalde de Bogotá mantuvo ayer con el ministro del Interior, Daniel Palacios, en el Congreso.

“Ante requerimientos que ha hecho la campaña, adoptaremos unas medidas adicionales a través de la Unidad Nacional de Protección para sus desplazamientos y otras específicamente en lo que son manifestaciones y concentraciones públicas, que evidentemente no podemos mencionar pero que harán parte también de poder prevenir cualquier posible atentado contra el candidato”, señaló Palacios.

En su cuenta de la red Twitter, Petro reseñó que “fue entregada toda la información sobre vínculos de políticos con la banda La Cordillera, heredera de alias ‘Macaco’. Las vinculaciones de la banda con algunos empresarios amigos de otra campaña y los datos del atentado. Se comprometió el gobierno a elevar la seguridad”.

Apenas antes del encuentro, el presidente Iván Duque rechazó “todas las amenazas de manera tajante” y remarcó que el Ejecutivo se esmeró por “fortalecer la seguridad de los candidatos", reportó el diario El Nuevo Siglo.

El lunes, la campaña del Pacto Histórico anunció que suspendía la campaña por el llamado “eje cafetero” por la existencia de un plan para atentar contra Petro de parte de grupo ilegal La Cordillera.

El senador Armando Benedetti, que estuvo en el encuentro con el ministro del Interior, anunció que mañana el candidato retomará su campaña en Cúcuta (en la frontera con Venezuela) y que el viernes irá a Valledupar, desde donde se desplazará a otras ciudades del Caribe durante el fin de semana.

Ayer, el director de la Policía, general Jorge Luis Vargas, indicó que la prioridad “en este momento de la Policía Nacional es garantizar la seguridad de Gustavo Petro y de todos los candidatos y de todas las campañas”.

Añadió que frente a esta información trabajan en el esclarecimiento “con la Fiscalía General de la Nación y todas las herramientas de la Policía Nacional”.

En otros mensajes en Twitter, Petro afirmó: “Las bandas armadas con controles territoriales urbanos son la herencia del paramilitarismo. Reclutan jóvenes, incluso de clase media, a partir de hacerlos drogadictos”.

Y agregó: “Algunas bandas estudian un sometimiento colectivo a la justicia. Otras quieren permanecer con la falsa creencia que aliándose a políticos con favores electorales, y comprando policías, pueden sobrevivir”.

Petro va al frente de todas las encuestas sobre intención de votos, y también su compañera de fórmula, la ambientalista Francia Márquez, denunció hace semanas haber recibido amenazas de muerte. (Télam)