El presidente de Colombia, Gustavo Petro, recibió hoy al nuevo embajador de Venezuela, Félix Plasencia, en el inicio de lo que los dos gobiernos consideran una "nueva etapa" en las relaciones bilaterales, después de años de vínculos prácticamente mínimos.

"La entrega de cartas credenciales de Félix Plasencia a Gustavo Petro termina de sellar esta nueva etapa de diplomacia de paz entre Colombia y Venezuela. ¡La espada de Bolívar recorre América Latina!", destacó el ministro de Exteriores venezolano, Carlos Faria, en su cuenta de la red Twitter.

También los medios colombianos dieron cuenta del encuentro, con varias fotos del saludo entre Petro y Plasencia y otras de ambos en plena conversación.

El paso formal que dio hoy Petro era el que faltaba para encarrilar las relaciones, porque su par Nicolás Maduro ya había hecho lo propio con el elegido por Bogotá para representarlo en Caracas, Armando Benedetti, el 29 de agosto.

La vuelta de las relaciones plenas constituye un giro absoluto de parte de Colombia, que con Iván Duque en la presidencia no solo había mantenido cruces permanentes con maduro sino que había llevado laos vínculos a un nivel casi nulo, cierre de fronteras incluido.

Maduro oficializó la designación de Plasencia el 11 de agosto, cuando resaltó “su experiencia diplomática, política y capacidad de relacionamiento”, y le encomendó la misión prioritaria de restablecer los vínculos “bajo los principios de respeto mutuo y autodeterminación de los pueblos”.

El ahora embajador fue antes viceministro de Relaciones Exteriores para Temas Multilaterales, ministro para el Turismo, embajador en China, canciller y presidente del Centro Internacional de Inversión Productiva.

La voluntad de nombrar representantes de las respectivas capitales se reafirmó el 28 de julio pasado, apenas se dio el triunfo de Petro en la segunda vuelta, en un encuentro entre los cancilleres Carlos Faría y Álvaro Leyva Durán, realizado en el fronterizo estado Táchira.

La nueva situación permitió que ya se activara la cooperación judicial, según destacó hoy Benedetti.

"Ya está activada la cooperación judicial entre Venezuela y Colombia", indicó el diplomático en su cuenta de Twitter, aunque evitó dar detalles de esa nueva alianza.

El mes pasado, el diputado y primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Diosdado Cabello, pidió al Gobierno de Petro extraditar a todos los ciudadanos que están en Colombia y son solicitados por la justicia venezolana.

Pero dos días después Benedetti dijo que "si alguien pide asilo político y cumple las condiciones se le da".

Maduro acusó varias veces al expresidente Duque de dar asilo a ciudadanos implicados en actos de desestabilización e intento de magnicidio en Venezuela.

Entre otras razones, Caracas rompió relaciones por eso con Bogotá en febrero de 2019, luego de que la oposición liderada por Juan Guaidó trató de ingresar por la frontera una presunta ayuda humanitaria, que la administración bolivariana calificó como un intento de invasión.

En esta nueva etapa, medios de los dos países especulan con un posible encuentro Maduro-Petro para octubre, una chance que también Benedetti alimentó hace semanas. (Télam)