El presidente colombiano, Gustavo Petro, abogó hoy por un cambio en la política mundial de drogas para prevenir los conflictos en América Latina, especialmente Colombia y Venezuela, tras reiterar su posición acerca de que la guerra contra los estupefacientes impuesta en los últimos 20 años fracasó, y sólo dejó "un reguero de sangre" en América Latina.

Durante la sesión de apertura del Foro de París sobre la Paz -al que asiste también el presidente Alberto Fernández-, Petro aseguró que "dos decisiones mundiales" condenaron a su región "a ser un lugar de muerte, de fosas comunes, de cementerios, de desangre, de destrucción".

"La región más violenta del mundo hoy no es Ucrania, no es el Medio Oriente, no es Irak, no es Libia; la región más violenta del mundo está en América", aseguró el mandatario, en referencia a las "rutas clandestinizadas del transporte de la cocaína", reprodujo la agencia de noticias AFP.

"Ciudad y país por donde pasa (la droga) va dejando un reguero de sangre que se cuenta por centenares de miles", lamentó el primer presidente de izquierda de la historia de Colombia.

Para Petro, "la guerra contra las drogas ha fracasado y no ha traído sino muerte, y una muerte mayor que las guerras en el siglo XXI".

Abogó así por usar los fondos utilizados en esta guerra contra las drogas a "la prevención del consumo, como se ha hecho con la nicotina".

Llamó a los dirigentes mundiales a un "cambio en la política antidrogas" y a asumir "con valentía la conducción de la sociedad hacia la economía descarbonizada".

"Si no lo hacemos nosotros, lo hará la humanidad sin nosotros", agregó Petro, quien ya expuso su visión sobre la lucha contra el cambio climático en la conferencia mundial COP27 de Egipto y que, en su opinión, pasa por un cambio de sistema y no sólo por una transformación tecnológica.

En este sentido, puso a una Venezuela "bloqueada" como ejemplo.

"La presión sobre Venezuela, que sufre de una polarización política y de una inestabilidad democrática indudable tiene que ver con el petróleo que está en el subsuelo", aseguró.

Venezuela es una de las protagonistas de la quinta edición del Foro, donde se espera una discusión privada entre enviados del Gobierno y la oposición para intentar relanzar el proceso de diálogo de México, congelado desde 2021.

(Télam)