El candidato a la presidencia de Colombia por el Pacto Histórico, Gustavo Petro, hizo pública hoy una propuesta a su adversario de la segunda vuelta, el postulante de la Liga de Gobernantes Anticorrupción, Rodolfo Hernández, para sellar un "acuerdo nacional" sobre algunas cuestiones centrales, que no detalló.

Con algún sarcasmo, Petro destacó que está “viendo el esfuerzo” de Hernández por “expresar públicamente un programa de gobierno cada vez más parecido” al del Pacto, lo que “no es desdeñable”.

“Esa intención, en términos programáticos, de acercarse al programa nuestro, podría ser, si lo miramos en positivo, la antesala de un gran acuerdo nacional”, afirmó el exalcalde de Bogotá.

Fue durante el acto en el que sumó el respaldo de la Alianza Social Independiente (ASI), un partido que en los comicios del domingo pasado integró la Coalición Centro Esperanza, que postuló a Sergio Fajardo y fue cuarta. La alianza dio libertad de acción para el balotaje.

En el encuentro, Petro evaluó que en este momento electoral hay dos grandes bloques, como fue “todo este siglo prácticamente”, y lamentó que “uno ha sido enemigo del otro y no se vuelven a mirar durante todos los años que pasan los gobiernos y llegan otros gobiernos…”.

“Le propondría al contrincante Rodolfo que si su programa hace un gran esfuerzo por acercarse al nuestro, como lo estamos viendo, que hagamos un gran acuerdo nacional y que el primer acto de gobierno, sea el de él o sea el mío, sea convocar esa diversidad que se expresará el 19 de junio para construir en Colombia caminos de pacto histórico”, afirmó, según el sitio del diario El Tiempo.

Petro insistió en que el postulante de la Liga de Gobernadores “se acerca más, en muchos planteamientos” al Pacto que a aquellos que “quieren apoyarlo en este momento desesperadamente, proviniendo de la política que ha polarizado a Colombia”.

“Lo invito muy amablemente a que, cualquiera que sea el resultado el 19, produzcamos las opciones del acuerdo nacional”, reiteró el senador.

Petro rechazó además las declaraciones de ayer de Hernández en las que reveló que el candidato izquierdista le ofreció el segundo lugar de la fórmula.

“Hablé con Rodolfo Hernández, que yo recuerde, la última vez, antes de la Covid, siendo él alcalde, en alguna visita que vino a Bogotá, queriendo conocer experiencias de mi Alcaldía. En ese momento, ni en la de él, estaban esas circunstancias que estamos viviendo”, repasó Petro.

Pero sí fue más a fondo en la cuestión el senador Roy Barreras, cercano a Petro, que difundió un video en sus redes y llama “desmemoriado” a Hernández.

“En esta mesa fue nuestro último encuentro. Tú me buscaste, no lo vas a negar; tengo los registros de tus múltiples amables llamadas y de nuestros encuentros en tu apartamento en Bucaramanga y en Bogotá. Aquí me buscaste porque entonces admirabas a Petro, querías ser su fórmula vicepresidencial, y decías que juntos serían invencibles”, indicó Barreras en el video.

Hernández insistió hoy en que no hará acuerdos para la segunda vuelta y contó que llamó al excandidato de Equipo por Colombia, Federico Gutiérrez –que llamó a votarlo-, “por cortesía”

El exalcalde de Bucaramanga, la sorpresa de las elecciones del domingo último, lamentó que Petro lo señalara como “el Uribe III”, después de que en campaña llamada “Uribe II” a Gutiérrez.

“Han cogido a decir que soy uribista y que soy el Uribe III. Eso son mentiras; es una manera de quitarme votos. Creo que, como dicen algunas personas, el domingo murió el uribismo. Murió y ya lo enterramos, fue un entierro de primera”, señaló.

Y, más claramente, publicó en su cuenta de la red Twitter 20 diferencias que, explicó, tiene su programa de gobierno con el del gobernante Centro Democrático, que integran el expresidente Álvaro Uribe y el mandatario Iván Duque.

En esas propuestas, prometió que respetará el derecho a la protesta social y que no enviará al Escuadrón Antidisturbios (Esmad) "como un elemento brutal de choque contra la indignación popular” y que va a “reducir el tamaño del Estado, acabar la corrupción y reemplazar por funcionarios eficientes y no corruptos a aquellos que han puesto en gobiernos anteriores y que están marcados por la incapacidad y la ineficiencia”.

En tanto, un grupo de mujeres encabezado por la representante (diputada) Ángela María Robledo hizo una presentación ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) para que obligue a Hernández a participar de al menos tres debates.

La solicitud se basa en la llamada Ley de Garantías, de 2005, establece que los candidatos presidenciales tienen derecho a tres espacios de debate en el canal institucional y en la radio nacional y que, en su momento, la Corte Constitucional destacó “la necesidad del debate e indispensable que los candidatos expongan y cierren la exposición de su programa político”.

Con todo, la cuestión aparece como compleja porque la ley menciona el derecho de los partidos y candidatos a tener espacios de debate, pero en ningún momento establece que los candidatos estén obligados a asistir. (Télam)